Diputados del Frente Amplio (FA) presentaron hoy en la Cámara de Representantes una propuesta que se elevará al Ejecutivo de otorgar un subsidio mensual equivalente a un salario mínimo nacional a aquellas personas que perdieron a su cónyuge, concubino o concubina a causa de la pandemia del coronavirus, si la persona fallecida era el jefe o la jefa del hogar y el único ingreso familiar.

El cobro del subsidio deberá ser “incompatible con la percepción de ingresos formales o algún subsidio, pensión, jubilación o retiro a cargo del Estado o de otras Instituciones de seguridad social”, siempre que sume un valor superior a 24.350 pesos, informó el medio local La Diaria.

Sí sería compatible con el cobro de asignaciones familiares, canastas, bonos y tarjetas con fines alimenticios otorgadas por el Estado, “por la naturaleza esencial” de estas transferencias.

La condición es que el cónyuge quede con hijos menores a su cargo, con hijos mayores que presenten alguna discapacidad, o se encuentre desempleado.

Sin embargo, no podrán ser beneficiarios del subsidio “quienes participen de algún programa de formación o empleo remunerado en la órbita nacional o departamental”, detalló la propuesta del FA.

“Se plantea el plazo de un año para el subsidio de forma de dar la oportunidad de que las personas se puedan reinsertar en el mundo laboral. La financiación del subsidio estaría a cargo del Fondo Solidario Covid-19”, detalla la propuesta.

Ayer, el Sistema Nacional de Emergencias informó que se detectaron 3.841 nuevos casos de Covid-19, la tasa de positividad fue de 23%, muy por encima del 13% del sábado.

También se reportaron 57 muertos a causa de la enfermedad, y ya son 4.640 las defunciones totales desde el comienzo de la pandemia.

Desde mediados de marzo los casos de coronavirus comenzaron a crecer en Uruguay y abril y mayo se convirtieron en los meses con más muertes.

Al día de hoy, el país se mantiene en una meseta de unos aproximados 56 muertos diarios.

El avance en la vacunación permitió que hoy 51.492 niños volvieran a las clases presenciales.

El mes pasado habían empezado las clases presenciales de toda la educación inicial, las escuelas rurales y las especiales. Así como primero, segundo y tercero de Primaria.

La medida, tomada semanas atrás despertó las críticas del intendente de Salto, Andrés Lima, quien se volvió a referir a la situación epidemiológica en el departamento y apuntó nuevamente contra las autoridades de la Administración Nacional de Educación Pública.

Al respecto, Lima aseguró que en mayo el departamento lamentó la muerte de 185 personas, de los cuales 100 fueron a causa de la Covid-19.

Lima añadió que en estos 7 días de junio ya van 41 salteños fallecidos e indicó que semejantes cantidades de muertes llevó a que el cementerio del barrio Artigas viva una situación "compleja" y "crítica", por lo que se está trabajando en nuevas fosas, más nichos y más casilleros para poder enterrar fallecidos por Covid-19, informó el medio local Montevideo Portal. 

"El predio del cementerio ha quedado chico. Vamos a tener que adquirir un predio nuevo", agregó.

Lima insistió en que la situación en el departamento es "crítica" y cuestionó el comienzo de las clases presenciales.

Sin embargo, el Gobierno de Luis Lacalle Pou se muestra optimista luego de la noticia sobre el inicio de vacunación contra la Covid-19 a adolescentes que comenzará este miércoles.

De este modo, Uruguay será el primer país de América Latina que vacune a menores de 18 hasta los 12 años. 

Según un relevamiento realizado por la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), en mayo se registraron 5.093 casos de niños infectados con Covid-19 y 229 contagios entre maestros. (Télam)