El expresidente de Sudáfrica Jacob Zuma, condenado a 15 meses de prisión por desacato, fue puesto hoy en libertad condicional por motivos de salud, se informó oficialmente.

"La libertad condicional por motivos de salud para el señor Zuma fue impulsada por un informe médico recibido por el Departamento de Servicios Penitenciarios", reportó este organismo en un comunicado publicado en Facebook.

El exmandatario, de 79 años, deberá cumplir la pena dentro del sistema de correcciones comunitarias, que le impone "un conjunto específico de condiciones", y "estará sujeto a supervisión hasta que expire su sentencia", agregó la nota, citada por la agencia de noticias Sputnik.

La Corte Constitucional condenó a Zuma a 15 meses de cárcel por negarse a declarar en una causa en la que se investigaban presuntos hechos de corrupción durante su gobierno.

Aunque al principio se negó a acatar el fallo, finalmente Zuma se entregó a la policía.

Pero una vez que comenzó a cumplir la sentencia en la cárcel, el 9 de julio pasado, una ola de protestas y saqueos azotó el país y causó la muerte de al menos 337 personas.

A principios de agosto se informó que Zuma había sido ingresado en un hospital, para un chequeo, y que el comienzo del juicio se aplazaba hasta el 9 de este mes.

Zuma renunció en febrero de 2018, un año antes de que terminara su mandato, en medio de acusaciones de malversación de fondos públicos, y fue acusado judicialmente de fraude, corrupción, lavado de dinero y extorsión

Ya en 2009 había enfrentado 783 cargos de corrupción relacionados con contratos estatales para la compra de armas en la década de los 90, pero tras su triunfo en las elecciones de ese año las causas fueron cerradas por la fiscalía. (Télam)