El expresidente de Sri Lanka Gotabaya Rajapaksa tiene intención de volver al país en los próximos días ante la inminente expiración de su visado en Singapur, donde se desplazó tras huir en el marco de una fuerte ola de protestas que lo llevó a renunciar, anunció hoy el nuevo Gobierno.

El vocero del Gabinete, Bandula Gunewardena, confirmó que Rajapaksa tiene intención de regresar "lo antes posible" y explicó que el visado que le concedió Singapur el 14 de julio, cuando ingresó al país en una visita privada, está a punto de expirar dado que era por 14 días, según recogió la agencia de noticias Europa Press citando medios locales.

Tras huir de Sri Lanka en medio de un levantamiento popular que llegó a atravesar las puertas del palacio presidencial, Rajapaksa se dirigió a Malasia, pero las protestas en ese país lo obligaron a buscar un nuevo destino.

Al llegar a Singapur, trascendió que pediría asilo político, pero las autoridades de ese país descartaron esa información porque no suelen conceder ese tipo de estatus.

Hoy, el Departamento de Comunicaciones del Parlamento de Sri Lanka informó que la Cámara volverá a reunirse mañana para debatir el estado de emergencia declarado por Ranil Wickremesinghe, entonces presidente interino y luego oficializado en el cargo.

El decreto sobre el estado de emergencia fue emitido el 17 de julio y publicado en la Gaceta Oficial del país asiático antes de que Wickremesinghe, antes primer ministro, fuera nombrado finalmente presidente del país por el Parlamento.

Sin la aprobación de los diputados en un plazo inferior a 14 días, la declaración quedará suspendida. (Télam)