El exprimer ministro Andrej Babis y el general retirado Petr Pavel lideran la primera vuelta de las elecciones presidenciales de la República Checa y se enfrentarán en el balotaje el 27 y 28 de enero. 

Babis obtuvo el 36,72% y Pavel, el 33,73%, mientras que la economista Danuse Nerudova quedó tercera con el 13,79% tras el recuento del 80% de los votos, según resultados publicados por la oficina checa de estadística y recogidos por la agencia de noticias AFP.

El vencedor sustituirá a Milos Zeman, un político veterano, tras un periodo marcado por la presidencia de la Unión Europea (UE) en 2022 y la guerra en Ucrania. 

Entre las funciones del presidente, un cargo mayormente protocolar en este país con sistema parlamentario, se destacan las de nombrar al Gobierno, elegir al jefe del Banco Central y a los jueces constituciones y presidir las fuerzas armadas.

Quien resulte electo será el cuarto presidente desde que la República Checa se separó de Eslovaquia en 1993 y deberá hacer frente a una inflación récord en este país centroeuropeo de 10,5 millones de habitantes, así como a los déficits de las finanzas públicas relacionados con la guerra de Ucrania. 

Babis, de 68 años, es atacado por su pasado comunista como supuesto agente de la policía secreta y es cuestionado por sus negocios, con los que amasó una fortuna de 4.000 millones de dólares, según la revista Forbes.

El lunes, un tribunal de Praga lo absolvió en un caso de fraude con subsidios de la UE por 2 millones de dólares.

Babis, que aspira a ser un Presidente "fuerte, activo, independiente, justo y trabajador", cuenta con un apoyo constante del 30% para su movimiento populista ANO.

Fue jefe de Gobierno en los años 2017-2021, antes de perder las elecciones parlamentarias frente a la coalición de centroderecha del actual primer ministro Petr Fiala.

Por su parte, Pavel, de 61 años, un paracaidista de élite, se hizo famoso por liberar a las tropas francesas asediadas por los serbios durante la guerra de Bosnia en 1993.

Fiel a su pasado militar, hizo campaña con el deseo de "restaurar el orden" en la República Checa y ofrecer un "liderazgo experimentado y tranquilo".

También dirigió el Comité Militar de la OTAN de 2015 a 2018. (Télam)