El ex vicepresidente ecuatoriano Jorge Glas podría salir de la cárcel dentro de tres semanas y analiza demandar al Estado, dijo hoy su abogado Edison Loaiza.

"Estimamos unas dos o tres semanas para tener esa resolución y que el ex vicepresidente pueda salir libre. En tres semanas más o menos Glas saldría libre. Más adelante, debería conseguir la rebaja de pena que le corresponde y demandar al Estado por la violación a sus derechos, porque es un proceso penal injusto", dijo Loaiza a la agencia Sputnik.

El 10 de noviembre último el Tribunal de Apelación de la Corte Nacional de Justicia anunció la anulación de la sentencia de ocho años de cárcel contra Glas y otros seis sancionados por el llamado caso Singue, por presunto peculado en la adjudicación de un contrato de explotación petrolera.

Según trascendió, hubo vulneración del debido proceso y a la defensa de los procesados, por lo que el proceso quedó anulado.

La Fiscalía General del Estado estimó un perjuicio al Estado de 28,4 millones de dólares, tesis que fue desechada por el Tribunal de Apelación, cuya votación, además, permitiría al ex vicemandatario solicitar la unificación de penas y salir de prisión.

Loaiza afirmó que hay "inexistencia de delitos" y que a pesar de eso lo privaron de libertad, lo que muestra que las dos sentencias que enfrenta Glas también serán anuladas.

En la misma línea, el exabogado del expresidente Rafael Correa y de Glas, Eduardo Franco Loor, dijo que el exvice "merece salir libre" porque es un "hombre inocente" que fue víctima de una "persecución política, judicial y mediática" que se viene realizando desde 2017.

"Desde diciembre de 2020, Glas mereció salir en libertad y los jueces le negaban ese derecho, pero ahora que se declaró nulo el proceso, por lo que cumplió más del 40 por ciento de la condena estando detenido y merece la prelibertad. En los próximos días las autoridades de la justicia penitenciaria tienen que pronunciarse", explicó.

Glas permanece privado de libertad tras ser condenado a 6 años de prisión por el delito de asociación ilícita en la trama de corrupción de la empresa constructora brasileña Odebrecht. (Télam)