El crecimiento económico en Estados Unidos "se desaceleró ligeramente" a causa de la variante Delta del coronavirus y se mantiene a un ritmo "moderado", indicó hoy la Reserva Federal en su informe de coyuntura conocido como Libro Beige.

El Libro Beige se difunde en la víspera del anuncio del presidente Joe Biden de un plan para combatir la propagación de la variante delta del coronavirus, que incluirá a los sectores público y privado.

Según el reporte de la Fed de hoy, que se publica dos semanas antes de cada reunión de política monetaria del banco central -la próxima tendrá lugar el 21 y el 22 de setiembre-, los sectores más afectados son restauración, turismo y viajes, "un reflejo de las preocupaciones sobre la propagación de la variante delta".

Las restricciones internacionales a los desplazamientos también frenaron la actividad de estos sectores, añade la Fed, cuyo informe abarca el período que va desde mediados de julio a fines de agosto.

Además, los quiebres de stock y los problemas de aprovisionamiento por falta de componentes, como microchips, disponibles, también golpearon a las ventas de vehículos, indica el organismo.

El mercado inmobiliario también se ve afectado por falta de viviendas para vender.

Como elemento positivo, destaca que son sobre todo los problemas de aprovisionamiento y la falta de mano de obra que provocan esta desaceleración, "más que una demanda debilitada".

En materia de empleo, la demanda de mano de obra sigue creciendo pero todas las regiones monitoreadas por el banco central tienen dificultades para conseguir personal, "lo cual dificulta la actividad comercial".

Las razones de esta situación son múltiples: retiros anticipados, en particular en el sector de la salud hasta problemas para el cuidado de niños.

La inflación en tanto "se estabilizó en un nivel alto". La mitad de las 12 regiones consideradas señalan "fuertes aumentos de precios" y la otra mitad da cuenta de "alzas moderadas".

En varias regiones las empresas señalan que continuarán aumentando los precios en los próximos meses.

En su anuncio de mañana, Biden "establecerá una estrategia de seis puntos trabajando en los sectores público y privado", informó ayer un funcionario de la Casa Blanca, citado por la agencia de noticias ANSA.

El viernes pasado, al abordar el informe de empleos de agosto, Biden expresó que "no hay duda de que la variante Delta es la razón por la que el informe de empleos de hoy no es más sólido", y en ese momento anunció que expondría los próximos pasos en las semanas siguientes.

"Necesitaremos combatir la variante Delta para abordar algunos de esos temores y preocupaciones", adelantó en aquel momento.

La estrategia que presentará Biden incluye la petición a gobiernos estatales y locales a considerar el uso de fondos federales para extender los beneficios por desempleo en las áreas más afectadas.

"A medida que continuamos luchando contra la variante Delta, el Plan de Rescate que aprobamos continúa apoyando a las familias, las empresas y las comunidades", agregó. (Télam)