La Cámara de Diputados de Paraguay sancionó hoy el proyecto de ley destinado a habilitar a la estatal Petropar a realizar compras de combustible sin intermediarios, eliminando las exigencias de las declaraciones juradas a los vendedores, con lo que se espera una baja en el precio de los combustibles, una respuesta a las protestas de camioneros y otros sectores por la suba en las naftas.

El proyecto, que ahora pasa al Ejecutivo para su promulgación, había sido aprobado el lunes por el Senado, en medio de una fuerte presencia de camiones en Asunción.

El diputado oficialista Hugo Ramírez señaló que “se genera un sobrecosto con los intermediarios” para Petropar y destacó la “incidencia importante en toda la economía del país” que significan los combustibles, por lo que reclamó para la petrolera del Estado la chance de “competir en igualdad de condiciones con los emblemas privados y comprar a un mejor precio”.

De igual manera, resaltó que con el proyecto “se podrá esclarecer la estructura de costo de Petropar para saber en cuánto debe subir o bajar, según el costo de compra”.

La legisladora Kattya González, de Encuentro Nacional, hizo foco en la necesidad de “saber por qué cuesta lo que cuesta el combustible, en un país en el que los empresarios también son los políticos y se realizan intermediaciones amañadas”.

“El problema del Paraguay no es una ley; es mucho más profundo. Está en el manejo de la captura del poder. Radica en que la claque colorada confunde el Estado con sus negocios y sus intereses y mientras que no emancipemos y divorciemos algo que nos metieron por 70 años que tiene que ser así no más, las cosas no van a cambiar”, afirmó.

A su turno, el diputado Basilio Núñez explicó el voto favorable del sector oficialista que responde al exmandatario Horacio Cartes: “Vemos una luz en el fondo de que esto puede contribuir a una solución transitoria, ya que no encontramos otras propuestas”.

El texto aprobado elimina algunas exigencias de la Ley de Contrataciones Públicas y la de Declaraciones Juradas en favor de representantes legales de empresas extranjeras dedicadas a la provisión de combustible, a fin de facilitar que Petróleos Paraguayos pueda comprar de manera directa.

Según estimaciones legislativas, con la eliminación de los costos de intermediarios puede haber un ahorro de 3 millones de dólares al mes, lo que para el usuario podría representar una reducción de 200 (0,029 dólares) por litro de combustible.

La cuestión estuvo en el centro de la discusión en las últimas semanas, por las permanentes subas en las naftas, que dieron paso a protestas de taxistas, choferes de plataformas y camioneros.

Los camioneros mantuvieron durante días cortes de rutas, y dieron una tregua el último fin de semana, pero el lunes llegaron unas 250 unidades hasta Asunción para presionar a favor de este proyecto. (Télam)