El Comité Nacional del Paro y el presidente de Colombia, Iván Duque, manifestaron hoy, cada uno por su lado, la respectiva predisposición a una nueva reunión en busca de encontrar una salida a la crisis política que mantiene movilizado en las calles a buena parte de la ciudadanía desde hace más de dos semanas, y que incluyó una violenta represión con decenas de muertos y heridos.

“Estamos dispuestos a reunirnos cuando el Gobierno lo considere”, avisó uno de los voceros del Comité, Francisco Maltés, de la Central Unitaria de trabajadores (CUT).

“Hemos dicho con toda la claridad que estamos listos a reunirnos con los miembros del Comité del Paro para avanzar en negociaciones y en construcción de acuerdos”, afirmó, por su parte, Duque.

Los integrantes del Comité –que agrupa a unas 40 organizaciones- se reunieron hoy con el titular de la Conferencia Episcopal, monseñor Héctor Fabio Henao; y el representante de la Organización de las Naciones Unidas en Colombia Carlos Ruiz Massieu, en la sede de esta organización en Bogotá.

Fue después de esa conversación que los promotores de las movilizaciones expresaron su predisposición a volver a sentarse con Duque, con quien ya se vieron el lunes pasado, con magros resultados.

Percy Oyola, de la Confederación General del Trabajo (CGT), le dijo al diario El Tiempo de Bogotá que solo esperan que el Gobierno confirme el día, hora y lugar para el encuentro.

Aunque uno de los objetivos del Gobierno es frenar las movilizaciones, Oyola expresó justamente lo contrario: "el primer punto a tratar son las garantías necesarias para ejercer la protesta social".

Monseñor Henao, director de Pastoral Social y mediador para los diálogos, consideró una “muy buena señal” el hecho de que exista “un gran interés de ambas partes” para discutir.

“El Comité del Paro nos manifestó, y así lo vimos, muy buena voluntad de llegar a unos acuerdos y el Gobierno ya lo había manifestado antes, así que en cualquier momento se puede presentar el encuentro”, indicó.

Más temprano, Duque había renovado la decisión del Gobierno de favorecer conversaciones con el Comité, aunque insistió en la necesidad de frenar los bloqueos de rutas y calles como método de protesta, reseñó el diario El Tiempo.

Al comentar resultados económicos favorables, en una conferencia de prensa que luego subió a sus redes sociales, Duque hizo “un llamado muy claro para que todos los colombianos, con más fuerza que nunca, digamos no más bloqueos, porque estos bloqueos pueden hacer perder todo lo realizado para la reactivación del país”.

Pero respecto del diálogo fue también tajante: “Estamos listos para avanzar en negociaciones y en construcción de acuerdos. Ese ha sido un mensaje que se ha transmitido de manera diáfana; hagamos eso rápidamente y permitamos que nuestro país siga reactivándose”.

En las últimas horas, el Palacio de Nariño había expresado su voluntad de conversar, en una carta que el Ministerio de Trabajo y el alto Comisionado para la Paz enviaron a Central Unitaria de Trabajadores, reportó el sitio del diario Nuevo Siglo.

Colombia atraviesa en paralelo un fuerte rebrote de contagios de coronavirus y un estado de ebullición por algo más de dos semanas de protestas en las calles, que dejaron 42 muertos y cientos de heridos, y generaron el repudio de varios países y organizaciones a la represión de parte de las fuerzas de seguridad. (Télam)