El Comité Olímpico Internacional (COI) inició hoy en Qatar conversaciones con el gobierno talibán de Afganistán, en busca de lograr la evacuación de centenares de deportistas y de proteger a los que se quedaron en el país, gestión que inició desde mediados de agosto.

"Ambas partes reafirmaron el derecho fundamental de acceder al deporte y de practicarlo con total seguridad para todos los individuos, sin discriminación", declaró el COI en un comunicado, cuando la suerte de las deportistas afganas y de los deportistas jóvenes es motivo de fuerte preocupación.

La delegación afgana, liderada por Mohammad Mutmaeen, el nuevo director general de Educación Física y Deportes, se "comprometió firmemente a seguir y respetar la Carta Olímpica", según el COI, que tiene sede en Lausana, Suiza.

Qatar acogió este primer encuentro en su capital Doha tras haberse implicado en la evacuación de deportistas, entrenadores y funcionarios afganos desde que los talibanes asumieron el poder en agosto, tras 20 años de frustrada intervención militar de Estados Unidos y sus aliados occidentales..

En este sentido, la FIFA reveló el 15 de octubre que "cerca de cien miembros de la familia del fútbol, incluyendo a jugadoras" fueron trasladados de Kabul a Doha en un vuelo de Qatar Airways, "con el apoyo" del emirato, anfitrión del Mundial del próximo año.

Por su parte, el COI indicó a fines de octubre que había "dado refugio" a más de 300 "miembros de la comunidad olímpica afgana", con la ayuda del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados y los visados humanitarios obtenidos por varios comités olímpicos nacionales ante sus gobiernos.

Click to enlarge
A fallback.

"Sin embargo, quedan más de 700 personas en peligro en el país, principalmente mujeres y chicas que hacen deporte, así como defensores del deporte femenino", alertó en aquel entonces el COI. (Télam)