El Ministerio de Exteriores de Rusia informó que el canciller Sergei Lavrov y varios miembros de su delegación recibieron los visados estadounidenses para asistir a la Asamblea General de Naciones Unidas que se inauguró hoy, pero denunció que Estados Unidos "está violando sus obligaciones" dado que otros integrantes del equipo aún no tienen su documentación.

Rusia espera "que se emitan visados para la delegación al completo y que se emitan las directrices necesarias sobre los asuntos logísticos del viaje dadas las sanciones impuestas por Estados Unidos" en represalia a la invasión de Ucrania, comunicó el Ministerio de Exteriores.

Estados Unidos "está violando sus obligaciones" dado que "debe entregar visados a todos aquellos que quieran asistir a la Asamblea General", insistió, por su parte, el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, informaron las agencias de noticias rusas Interfax y Sputnik.

El 77° periodo de sesiones de la Asamblea General se inauguró hoy y el debate general tendrá lugar del 20 al 26 de septiembre en Nueva York. Está previsto que Rusia tome la palabra el 24.

Este anuncio se produce una semana después de que Rusia se quejara ante Naciones Unidas de que la Casa Blanca no había concedido el visado a ninguno de los miembros de la delegación rusa.

De acuerdo a un acuerdo de 1947 entre Estados Unidos y la ONU, Estados Unidos no debe impedir el tránsito de representantes de los países miembros hacia la sede de Naciones Unidas.

Pero tras la invasión de Ucrania, varios dirigentes rusos fueron sancionados por Estados Unidos, entre otras cosas, con prohibiciones para entrar en su territorio. (Télam)