La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, afirmó hoy en un evento de la conferencia de la ONU sobre clima COP26 que el cambio climático es una "cuestión feminista" e instó a los líderes a que se escuche más la voz de las mujeres a la hora de combatirlo.

Ante mujeres referentes de todo el mundo, entre ellas la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, la líder del Gobierno autónomo escocés presidió un panel sobre formas de garantizar igualdad de género en la lucha contra el cambio climático, al margen de la COP26 en la ciudad escocesa de Glasgow, en el Reino Unido.

"No hay duda de que debemos asegurarnos de que el cambio climático sea una cuestión feminista", afirmó la líder del Partido Nacionalista escocés (SNP).

Según Sturgeon se necesita asegurarse de que las experiencias de las mujeres y niñas de todo el mundo, que a menudo se ven afectadas de manera desproporcionada por el cambio climático, "se comprendan a medida que ideamos las soluciones".

"Debemos asegurarnos de que las voces de las mujeres estén en el centro de la creación e implementación de las soluciones al cambio climático", subrayó.

"La semana pasada me sentí muy orgullosa de presentar, en asociación con ONU Mujeres, la declaración de liderazgo de las mujeres de Glasgow, que ya ha atraído el apoyo de gobiernos, empresas y organizaciones cívicas de todo el mundo", agregó.

Click to enlarge
A fallback.

A su turno, Pelosi dijo que "cuando las mujeres triunfan, el mundo triunfa, y cuando las mujeres tienen éxito, el mundo tiene éxito".

Pelosi sostuvo que el 80% de las personas desplazadas por el cambio climático son mujeres.

La veterana líder demócrata describió la crisis climática como una "amenaza existencial de nuestro tiempo" y discutió cómo las mujeres y las comunidades indígenas enfrentaron dificultades particulares frente a los cambios climáticos.

Aseguró además que una delegación de congresistas de Estados Unidos que encabezaba había venido a la conferencia para escuchar y aprender de los demás.

También defendió que la aprobación de un discutido proyecto de ley de combate al cambio climático e inversión en infraestructura que impulsa el presidente estadounidense, el demócrata Joe Biden, ayudaría a que la economía estadounidense sea "más limpia y más verde".

"No agonizamos, nos organizamos", expresó Pelosi, tras agradecer a jóvenes activistas climáticos por protestar junto a la conferencia.

Según diferentes informes científicos, si se no logra limitar el calentamiento global a 1,5°C este siglo, el Reino Unido y Europa sufrirán inundaciones provocadas por lluvias extremas, mientras que Australia experimentará temperaturas extremas y sequías.

En Estados Unidos, se profundizarán también las condiciones de sequía y habrá más tormentas intensas.

Mientras que los países insulares de la región del Pacífico podrían desaparecer debido al aumento del nivel del mar y algunas partes de África también podrían sufrir sequías y escasez de alimento.

Un informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) afirmó en agosto que el cambio climático se ensañará también con América Latina, donde se batirán récord de huracanes, sequías severas, seguirá aumentando el nivel del mar y habrá más incendios. (Télam)