El hombre que perpetró un ataque con cuchillo frente a la antigua sede de la revista Charlie Hebdo, en París en septiembre del año pasado, se radicalizó escuchando discursos de predicadores en YouTube y TikTok, informaron hoy medios franceses.

El joven paquistaní de 26 años había pasado los días previos al ataque escuchando discursos de extremistas contra Francia y Charlie Hebdo subidos a Internet, indicó el diario Le Parisien, citando fuentes policiales.

"No podía comer. Lloraba viendo los vídeos", dijo Zaheer Hassan Mahmoud a los investigadores.

Semanas antes, la revista satírica había vuelto a publicar caricaturas del profeta Mahoma, consideradas blasfemas por muchos musulmanes, con motivo del inicio del juicio del atentado de 2015 en sus oficinas que dejó 12 muertos.

Mahmoud explicó que no sabía que la revista se había mudado de oficina después del ataque de 2015 y supuso que las dos personas a las que acuchilló en la calle eran empleados de la publicación, señaló el rotativo y citado por la agencia de noticias AFP.

Las dos víctimas, que trabajaban para una productora de televisión sin vínculos con Charlie Hebdo, sufrieron heridas graves.

Mahmoud, originario de la localidad de Kothli Qazi, en la provincia de Punyab, había entrado en Francia con documentación falsa, en la que aparecía como menor no acompañado, lo que le permitía solicitar asilo.

Grupos islamistas organizaron en septiembre manifestaciones en Pakistán contra Charlie Hebdo y el presidente francés Emmanuel Macron, que defendió la libertad de expresión y la blasfemia, legal en Francia.

La blasfemia es un acto criminal en Pakistán, donde las leyes permiten la pena de muerte para quien se considere que insultó al islam.

Los investigadores encontraron un vídeo que envió a un amigo el día antes de su ataque en el que pedía la decapitación de los blasfemos, y ese mismo día recibió una llamada desde Grecia que parecía referirse a una agresión premeditada.

La justicia francesa lo acusa de "intento de asesinato en relación con una empresa terrorista". (Télam)