La Justicia británica anunció hoy que el autor de un ataque con cuchillo en 2020 en el Reino Unido, Sudesh Amman, abatido por la policía luego de apuñalar a dos personas, era conocido en la cárcel por su adhesión a la organización yihadista Estado Islámico y por querer "matar a la reina".

El Tribunal Superior de Londres realiza una investigación sobre el ataque cometido el 2 de febrero de 2020 por Amman, quien llevaba un chaleco explosivo falso e hirió a dos personas en una calle comercial de Streatham, un barrio al sur de Londres.

Amman, de 20 años, que había sido condenado a 40 meses de prisión por posesión y distribución de material yihadista, cometió el ataque dos semanas después de cumplir la mitad de su condena.

Durante su detención en la prisión de alta seguridad de Belmarsh, al sureste de Londres, se había vuelto cada vez más violento, según los informes de la administración penitenciaria, citados por la agencia de noticias AFP.

"¡Este lugar está lleno de no creyentes!", o "¡Todos aquí se reunirán bajo la bandera negra!" del grupo Estado Islámico, fueron algunos de los gritos de Amman mientras estuvo detenido.

Además, hablaba de "creencias extremistas, incluido el deseo de matar a la reina, convertirse en un terrorista suicida y unirse al Estado Islámico".

Según un funcionario de la policía londinense, Luke Williams, "parecía orgulloso de ser el terrorista convicto más joven en Belmarsh y no parecía sentir ningún remordimiento".

Amman fue considerado tan peligroso tras su salida de la cárcel que estaba vigilado de cerca por policías armados, lo que llevó a su captura un minuto después de que comenzara el ataque.

(Télam)