Estados Unidos y sus aliados se reunirán mensualmente para evaluar las necesidades de defensa de Ucrania frente a la invasión rusa y garantizar la coordinación del suministro de armas a largo plazo, anunció hoy el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, tras el primer encuentro sobre el tema, realizado en Alemania.

"Estoy orgulloso de anunciar que este encuentro será un grupo de contacto mensual sobre la autodefensa de Ucrania", dijo el funcionario norteamericano, tras un encuentro con homólogos de unos 40 países en la base estadounidense de la localidad occidental alemana de Ramstein.

"Será un vehículo para naciones de buena voluntad para intensificar sus esfuerzos, coordinar sistemas y enfocarnos en los combates de ahora y los que vendrán", agregó, citado por la agencia de noticias Europa Press.

Unos 40 países estaban presentes en la reunión organizada por Washington en el cuartel general de las Fuerza Aérea estadounidense en Europa para ponerse de acuerdo sobre el apoyo militar a Ucrania, que según Austin "puede ganar" la guerra si se le entregan los equipamientos adecuados.

Con este paso, Estados Unidos sienta los cimientos para brindar un apoyo sostenido a Kiev ante la nueva fase de la ofensiva rusa, después de que Moscú se haya marcado como objetivo la semana pasada controlar totalmente el sur del país, la región oriental del Donbass y el acceso a la región moldava de Transnistria.

"Queda claro que las próximas semanas serán cruciales para Ucrania y tenemos que movernos a la velocidad de la guerra", señaló el titular de defensa norteamericano, quien prometió "mover el cielo y la tierra" para fortalecer la defensa de Kiev.

En palabras de Austin, todos los participantes de la reunión dieron una "señal poderosa" de apoyo a Kiev: "Países del mundo entero se movilizaron para responder a las necesidades urgentes de Ucrania (...). Cada día vemos que hay más", sentenció.

A ellos se sumó hoy Alemania, que anunció en el marco de este encuentro que entregará a Ucrania tanques con sistemas antiaéreos.

"Hemos decidido que Alemania va a enviar tanques antiaéreos 'Gepard' a Ucrania", dijo la ministra de Defensa, Christine Lambrecht, en la apertura de esta reunión.

Se trata de un nuevo giro en su hasta ahora limitada política de apoyo militar a Kiev, que responde a la creciente presión tanto de sus socios gubernamentales como de sus aliados europeos.

Si bien Alemania había roto en febrero pasado con su tradicional política de no exportar armas letales a zonas en conflicto al autorizar la asistencia militar a Ucrania, el canciller alemán Olaf Scholz fue muy criticado por sus vecinos de Europa Central y el Báltico debido a su negativa de entregar el armamento pesado reclamado por Kiev.

El gobierno ucraniano reclama, sobre todo, artillería pesada y blindados para intentar repeler a las fuerzas rusas en las extensas llanuras del sur y del este del país.

Pero el equipamiento de fabricación rusa que acostumbran utilizar las fuerzas ucranianas escasea, aunque algunos países de Europa del Este están enviándole este tipo de material, a veces a cambio de armamento estadounidense de nueva generación.

Entre los 40 países invitados al encuentro de hoy, se encontraban los aliados europeos de Estados Unidos y también otros Estados más lejanos como Australia y Japón, que temen que una victoria de Rusia en Ucrania siente un precedente y aliente las ambiciones territoriales de China.

También fueron invitados Finlandia y Suecia, países tradicionalmente neutrales que, desde la invasión de Ucrania, contemplan adherirse a la OTAN. (Télam)