El secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolai Patrushev, y el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, se reunieron hoy en Ginebra y prestaron una atención prioritaria al tema de la estabilidad estratégica, informaron fuentes oficiales rusas.

"Se discutió una amplia gama de temas de interés mutuo; se prestó una atención prioritaria a la cuestión de la estabilidad estratégica", reportó el servicio de prensa del Consejo de Seguridad ruso en un comunicado, según la agencia de noticias Sputnik.

Los funcionarios expresaron "la confianza en que en una serie de ámbitos se puedan encontrar soluciones mutuamente aceptables".

En la reunión se abordó también la normalización de las relaciones entre Rusia y Estados Unidos.

"Las partes acordaron que la normalización de las relaciones ruso-estadounidenses no solo serviría a los intereses de los dos países, sino que también contribuiría a la previsibilidad y estabilización en el escenario mundial", agregó el documento.

Según el texto del Consejo de Seguridad ruso, esta reunión se convirtió en un "paso importante en la preparación de la cumbre" entre los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y Estados Unidos, Joe Biden.

La información fue ratificada por el vocero de la Casa Blanca, Jen Psaki, quien advirtió que Estados Unidos todavía no podía anunciar todavía la fecha y el lugar de la cumbre, ya que ambas partes estaban trabajando en los detalles de la reunión.

"Nuestro asesor de seguridad nacional tuvo una llamada con su homólogo y fue un paso importante en la preparación de la cumbre planeada entre Estados Unidos y Rusia, cuya fecha y lugar no estamos listos para anunciar en este momento, ya que todavía estamos trabajando en los detalles", explicó Psaki durante una sesión informativa.

Las relaciones entre Rusia y Estados Unidos se deterioraron en los últimos años debido a las acusaciones de Washington de injerencia en las elecciones presidenciales de 2020, espionaje y ciberataques, y siguieron degradándose desde la llegada a la Casa Blanca del actual mandatario demócrata.

El Gobierno de Biden ordenó en abril pasado nuevas sanciones contra entidades vinculadas a Rusia, la expulsión de 10 diplomáticos y una prohibición hecha a los bancos estadounidenses de comprar directamente deuda emitida por Rusia.

La respuesta del Gobierno ruso incluyó la expulsión de 10 diplomáticos estadounidenses y la prohibición a las representaciones estadounidenses a emplear a extranjeros.

A pesar de estos intercambios de medidas punitivas, las dos capitales debaten una posible cumbre entre los presidentes Biden y Putin en un tercer país en junio de 2021. (Télam)