Los ejercicios conjuntos "African Lion 2021" encabezados por Estados Unidos y coorganizados por Marruecos se desarrollarán en parte en el desierto del Sáhara Occidental, anunció en Twitter el primer ministro marroquí, Saad-Eddine El Othmani, mientras el independentista Frente Polisario negó que esas maniobras se hagan en ese territorio que reclama.

La localización del mayor ejercicio anual del Comando militar estadounidense para África (Africom) "significa la consagración del reconocimiento estadounidense del Sáhara marroquí", se congratuló el jefe de Gobierno.

El Frente Polisario desmintió sin embargo el anuncio marroquí, calificándolo de "rumor totalmente falso". 

"No habrá maniobras conjuntas en el Sahara occidental", sentenció el encargado de la diplomacia saharauí, Mohamed Salem Ould Salek a la agencia de noticias AFP. 

"Se llevarán a cabo en el sur del territorio marroquí y al interior de las fronteras internacionalmente reconocidas de Marruecos", aseguró.

En el marco de un acuerdo negociado a fines del mandato del expresidente estadounidense Donald Trump, Estados Unidos reconoció la soberanía de Marruecos sobre este territorio reivindicado por los independentistas del Frente Polisario. 

Ese reconocimiento fue a condición de que Marruecos aceptara una reconciliación diplomática con Israel. 

La edición 2021 de las maniobras conjuntas del Africom, anuladas en 2020 por la pandemia de coronavirus, reunirá 7.000 soldados de nueve países del 7 al 18 de junio, indica el sitio del comando estadounidense, sin precisar donde se desarrollan los ejercicios.

Según Othmani, los lugares elegidos incluyen sitios en el Sahara Occidental: la región de Mahbès, donde los militantes independentistas del Polisario han anunciado con regularidad bombardeos en los últimos meses y la de Dakhla, donde Marruecos espera construir un gran puerto atlántico.

Un gráfico enviado a través de Twitter por Othmani menciona un presupuesto de 24 millones de dólares, con la participación de un centenar de blindados, 46 aviones de apoyo y 21 aviones de combate.

No es mencionado como país participante España, un aliado que sin embargo contribuye desde hace años a las operaciones multilaterales, según el sitio del Africom.

Marruecos y España atraviesan en la actualidad una crisis generada por la hospitalización en el país peninsular del jefe del Polisario, Brahim Ghali.

En coincidencia con el recibimiento de Ghali, a quien Marruecos considera un "criminal de guerra", las fuerzas marroquíes bajaron los controles fronterizos a mediados de mayo, provocando una ola migratoria sin precedentes en el enclave español de Ceuta.

Territorio desértico de 266.000 km2 situado al norte de Mauritania, el Sáhara occidental es considerado como un "territorio no autónomo" por la ONU.

Apoyado por Argelia, el Frente Polisario reclama un plebiscito de autodeterminación mientras Marruecos propone una autonomía bajo su soberanía, negociaciones bajo patrocinio de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que no surtieron efecto luego de tres décadas. (Télam)