Estados Unidos y la OTAN criticaron hoy la amenaza nuclear "peligrosa" e "irresponsable" hecha por el presidente ruso, Vladimir Putin, quien se dijo dispuesto a usar "todos los medios" en la guerra en Ucrania, mientras que la Unión Europea (UE) consideró que los anuncios de movilizar reservistas decretados por el jefe del Kremlin ponen de manifiesto su "desesperación" ante la evolución del conflicto.

En un discurso transmitido este miércoles por televisión, Putin anunció la movilización de reservistas y amenazó de forma velada con utilizar armamento nuclear en el conflicto en Ucrania.

"Utilizaremos todos los medios de los que dispongamos para proteger a Rusia y a nuestro pueblo. Y estoy diciendo 'todos los medios' (...) Esto no es un bluf", insistió el mandatario ruso.

"Es una retórica irresponsable que una potencia nuclear hable de esa manera. Pero no es atípico por cómo ha estado hablando en los últimos siete meses y lo tomamos muy en serio", dijo el vocero del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby.

En declaraciones a la cadena ABC, el funcionario estadounidense afirmó que Washington toma "en serio" estas amenazas y está monitoreando la "postura estratégica" de Moscú para modificar la propia en caso de necesidad, algo que no estaría sucediendo "de momento".

No obstante, Kirby advirtió que Estados Unidos está dispuesto a reaccionar al respecto: "Habrá graves consecuencias. No solo será cada vez más paria en el escenario mundial, sino que tendrá que haber graves consecuencias de la comunidad internacional", sentenció.

En la misma línea se expresó también el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, quien acusó a Putin de utilizar una "retórica nuclear imprudente" al referirse a la guerra en Ucrania.

"Esta es una retórica nuclear peligrosa e imprudente. No es nuevo, porque lo ha hecho muchas veces antes. (Putin) sabe muy bien que una guerra nuclear nunca debe librarse y no puede ganarse", dijo en un acto paralelo a la Asamblea General de la ONU que se celebra en estos días en Nueva York.

El líder de la alianza transatlántica alertó, asimismo, que el eventual uso de armamento nuclear "tendría consecuencias sin precedentes para Rusia", aunque explicó que la reacción de la OTAN "depende de qué tipo de situación y qué tipo de armas puedan usar", según consignó la agencia de noticias AFP.

"Lo más importante es evitar que eso suceda", sentenció Stoltenberg, quien aseguró: "Permaneceremos tranquilos y mantendremos nuestro apoyo a Ucrania"

Según el mandatario ruso, los adversarios de su país fueron los primeros en hacer un "chantaje nuclear".

"Me gustaría recordar a quienes hacen este tipo de declaraciones que nuestro país también posee varios medios de destrucción, algunos de los cuales son más modernos que los de los países de la OTAN", declaró Putin.

En respuesta, Stoltenberg apuntó que la respuesta de la alianza transatlántica dependerá de la situación y del tipo de dispositivo utilizado.

En tanto, desde la UE, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, consideró que los anuncios del presidente ruso sobre "falsos referendos, movilización militar parcial y chantaje nuclear son una grave escalada" en el conflicto en Ucrania.

"Amenazar con armas nucleares es inaceptable y un peligro real para todos. La comunidad internacional debe unirse para prevenir tales acciones. La paz mundial está en peligro", alertó el diplomático español en su Twitter.

Previamente, el vocero de Borrell había afirmado que los anuncios sobre la movilización parcial de reservistas rusos y los referendos de varias regiones de Ucrania para incorporarse a Rusia eran muestras de la "desesperación" del presidente ruso.

"El discurso del presidente Putin (de este miércoles) y los anuncios que hizo tanto sobre referendos como sobre la movilización parcial son sólo otra prueba de que Putin no está interesado en la paz (...) Esto es también otra señal de su desesperación", dijo Peter Stano.

Una opinión expresada también por el canciller alemán, Olaf Scholz, quien tildó estas iniciativas como un "acto de desesperación".

Hablando al margen de la Asamblea General de Naciones Unidas, Scholz insistió en que Rusia "no puede ganar esta guerra criminal" en Ucrania y que Putin "con sus decisiones más recientes empeora todo".

Los "referendos falsos" en cuatro regiones de Ucrania ocupadas por Rusia "por supuesto nunca serían aceptados" por la comunidad internacional, dijo el dirigente alemán, y, por lo tanto, "no serían una justificación" para la "intención" de Rusia de "conquistar la tierra de su vecino con violencia".

"En el mundo en que vivimos, la ley debe vencer a la fuerza y la fuerza nunca puede ser más fuerte que la ley", concluyó. (Télam)