Estados Unidos se comprometió a usar armas nucleares solo "en circunstancias extremas" y a no utilizarlas contra países que no poseen ese tipo de armamento, dijo hoy la subsecretaria de Estado para el Control de Armas y Seguridad Internacional, Bonnie Jenkins.

"Primero, Estados Unidos solo considerará las armas nucleares en circunstancias extremas, para defender los intereses vitales de Estados Unidos, nuestros aliados y socios. Segundo, Estados Unidos no usará ni amenazará con usar armas nucleares contra estados que no poseen armas nucleares (que) son parte del Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares (TNP) y cumplen con sus obligaciones de no proliferación nuclear", dijo Jenkins, citada por la agencia de noticias rusa Sputnik.

Además, indicó que Washington sabe que el tiempo corre y seguirá buscando conversaciones de control de armas con Moscú para asegurar un acuerdo que reemplace el tratado Nuevo START en 2026.

"La decisión de Estados Unidos de seguir los próximos pasos en los objetivos de control de armas con Rusia no ha cambiado, no ha cambiado la fecha de vencimiento del Nuevo START: 5 de febrero de 2026, sabemos que hay un reloj en cuenta regresiva hacia un mundo sin ataduras, límites en los dos arsenales nucleares más grandes y, por lo tanto, un mayor potencial de inestabilidad", señaló en una sesión informativa de alto nivel sobre la política nuclear de Estados Unidos.

Estados Unidos y Rusia pactaron en enero de 2021 extender por otros cinco años el tratado START III, el único acuerdo de control de armas que vincula a ambos países, después de que Washington rompiera el 2 de agosto de 2019 el Tratado INF (Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio, por sus siglas en inglés) de misiles de medio y corto alcance.

El pacto de desarme nuclear limita los arsenales de los dos países a un máximo de 700 misiles desplegados, 1.550 ojivas nucleares y 800 vectores, desplegados y en reserva.

Suscrito en 2010, el convenio entró en vigor en 2011 por un periodo de 10 años, prorrogable por otros cinco.

Por su parte, la subsecretaria de Seguridad Nuclear del Departamento de Energía, Jill Hruby, dijo hoy que Estados Unidos no aumentará su arsenal nuclear en el marco del programa modernización que realiza.

"Para ser claros, no estamos ampliando el tamaño de nuestro arsenal nuclear con este programa de modernización, a pesar de que los otros estados están aumentando tanto los tipos como el número de sistemas de armas nucleares estratégicas o tácticas", dijo la funcionaria en rueda de prensa. (Télam)