Estados Unidos anunció hoy que impuso sanciones a oros funcionarios iraníes, esta vez a tres personas, debido a su papel en la represión de las masivas protestas en todo Irán encabezadas por mujeres jóvenes a raíz de la muerte de una de ellas bajo custodia policial.

"Hay información de que el régimen iraní está atacando y disparando a sus propios hijos, que salieron a la calle para exigir un futuro mejor", dijo el subsecretario del Tesoro, Brian Nelson, en un comunicado.

"Los abusos que se están cometiendo en Irán contra los manifestantes, incluido el más reciente en Mahabad, deben cesar", agregó.

Los funcionarios iraníes sancionados ocupan puestos en las regiones kurdas de Irán, según el Departamento del Tesoro, citado por la agencia de noticias AFP.

"Desde que estallaron las protestas en todo el país tras el asesinato de Mahsa Amini a manos de la 'policía de la moralidad' de Irán en septiembre de 2022, las ciudades kurdas del noroeste de Irán, como Sanandaj y Mahabad, se enfrentaron a una respuesta de seguridad particularmente severa", dijo el departamento.

"En los últimos días, decenas de manifestantes fueron asesinados solo en la región kurda", añadió.

Washington impuso sanciones a Hassan Asgari, gobernador de Sanandaj; Alireza Moradi, jefe de las fuerzas del orden en Sanandaj, y Mohammad Taghi Osanloo, comandante de las fuerzas del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica en la provincia de Azerbaiyán Occidental de Irán, que incluye a Mahabad.

Las protestas se apoderaron de Irán desde que Amini, una joven de 22 años de origen kurdo, murió el 16 de septiembre, tres días después de ser arrestada en Teherán por la policía de la moral, por supuestamente violar el código de vestimenta islámico para las mujeres. 

Las manifestaciones fueron encabezadas por mujeres jóvenes que quemaron sus velos y se enfrentaron a las fuerzas de seguridad en la mayor ola de disturbios que sacude a Irán en años.

En octubre, Estados Unidos colocó a más de una docena de funcionarios iraníes en su lista negra de sanciones por la represión de las protestas.

Las sanciones bloquean cualquier activo que los nombrados puedan tener bajo la jurisdicción de Estados Unidos y prohíben a las personas o entidades estadounidenses hacer negocios con ellos.

En los últimos meses, las sanciones a Irán se aceleraron mientras el Gobierno del presidente Joe Biden intenta que Teherán vuelva a las negociaciones para rehabilitar el acuerdo nuclear de 2015 .

Los medios estatales iraníes informaron que el país comenzó a producir uranio enriquecido con una pureza de 60% en la planta nuclear subterránea Fordo del país, que se considera una adición significativa al programa nuclear del país.

A principios de este mes, el canciller, Hossein Amirabdollahian, reconoció que Irán suministró drones a Rusia e insistió en que la transferencia se produjo antes de la guerra de Moscú contra Ucrania, durante la cual los drones atacaron infraestructura y objetivos civiles en territorio ucraniano.

Estados Unidos ya impuso sanciones a miembros de la agencia de inteligencia de Irán, líderes de la Guardia Revolucionaria de Irán, directores de prisiones y otros. (Télam)