El Departamento de Justicia de Estados Unidos informó hoy que detuvo a un iraquí, presuntamente vinculado a Estado Islámico (EI), que había solicitado asilo político en el país y conspiró para asesinar al expresidente George W. Bush.

El sospechoso, llamado Shihab Ahmed Shihab, ingresó en Estados Unidos en septiembre de 2020 y habría conspirado para matar al expresidente, llegando incluso a viajar a Dallas, ciudad de residencia de Bush.

Shihab, de 52 años, dijo a un informante del FBI que quería introducir al menos a otros cuatro iraquíes en el país a través de la frontera con México para llevar a cabo el complot, según una declaración jurada del FBI presentada en un tribunal federal de Columbus, Ohio.

Dos de los integrantes del equipo de asalto serían exagentes de la inteligencia iraquí, mientras los otros serían miembros de EI o de otro grupo similar con sede en Qatar que Shihab llamaba "al-Raed", según la agencia de noticias AFP.

El presunto intento de asesinato se descubrió después de que el sospechoso revelara información sobre sus planes y le pidiera a una fuente confidencial del FBI que "obtuviera identificaciones y distintivos policiales o del FBI", bien fueran "réplicas o fraudulentas", que se utilizarían en el asesinato, según el diario digital The Hill.

Además, Shihab y el informante llegaron a vigilar lugares relacionados con Bush en Dallas, Texas.

El sospechoso dijo también al informante que querían matar a Bush, que ordenó la invasión de Irak en 2003, "porque consideraban que era responsable del asesinato de muchos iraquíes y del quiebre de todo el país de Irak", según el expediente.

Le dijo al informante que era el primo del antiguo jefe del EI, Abu Bakr al-Baghdadi, y que había matado a estadounidenses en los años posteriores a la invasión.

Shihab fue detenido esta mañana y fue acusado en un tribunal federal de un delito de inmigración ilegal y de complicidad en el intento de asesinato de un exfuncionario estadounidense.

Ahora, Shihab se enfrenta a una pena de diez años de prisión por intentar introducir a personas de forma ilegal en Estados Unidos, y otros 20 años por ayudar e instigar el intento de asesinato de un exfuncionario estadounidense, consignó la agencia Europa Press.

También se ofreció a ayudar a un segundo informante del FBI a introducir a miembros de su familia en Estados Unidos por decenas de miles de dólares.

Shihab llegó a Estados Unidos con una visa de visitante en septiembre de 2020 y pidió asilo en marzo de 2021 cuando su visa expiró.

En declaraciones para el mencionado diario, el jefe de personal de Bush, Freddy Ford, no confirmó ni desmintió las informaciones e incidió en que "el presidente Bush tiene toda la confianza del mundo en el Servicio Secreto de los Estados Unidos", así como en los mecanismos legales y de inteligencia. (Télam)