Estados Unidos ofreció una recompensa de hasta 10 millones de dólares por información que permita ubicar o identificar al alto funcionario del grupo operativo islámico Hezbollah Salim Jamil Ayyash, informó hoy el Departamento de Estado en un comunicado.

"El programa de Recompensas por la Justicia del Departamento de Estado de Estados Unidos ofrece una recompensa de hasta 10 millones por información que conduzca a la ubicación o identificación de Salim Jamil Ayyash, un alto funcionario de la unidad de asesinatos de la organización terrorista libanesa Hizbulá (Hezbollah), o por información que permita evitar que participe en un acto de terrorismo internacional contra una persona o una propiedad estadounidense", dice el texto.

El organismo explicó que Ayyash es un operativo de alto rango en la Unidad 121 de Hezbollah que recibe órdenes directamente de su líder, Hasan Nasrallah.

"Se sabe que Ayyash ha estado involucrado en esfuerzos para dañar al personal militar estadounidense; el 11 de diciembre de 2020, un tribunal internacional sentenció a Ayyash a cinco condenas simultáneas de cadena perpetua por cargos relacionados con el terrorismo y con el atentado suicida con un camión bomba en febrero de 2005 en Beirut que mató al exprimer ministro del Líbano Rafik Hariri", añade el comunicado.

El Departamento de Estado señaló que 21 personas murieron en el ataque y otras 226 resultaron heridas.

"El tribunal determinó que Ayyash dirigió el `equipo de asesinatos` que llevó a cabo el ataque a Hariri y participó activamente en el asesinato el día del ataque", refiere el comunicado, citado por la agencia de noticias Sputnik.

Hezbollah fue designado como organización terrorista por más de 20 países, incluidos Estados Unidos, Israel, Canadá y el Reino Unido.

La Unión Europea calificó a su ala militar como una organización terrorista.

Rusia, y otros varios países, no considera a Hezbollah como un grupo terrorista. (Télam)