El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció hoy nuevas sanciones económicas contra cuatro ciudadanos nicaragüenses, entre los cuales está Camila Ortega Murillo, hija del mandatario, Daniel Ortega, a causa de la detención por parte del Gobierno de cuatro candidatos opositores a la presidencia a cinco meses de las elecciones generales.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) explicó que estas cuatro personas fueron designadas por el "apoyo" que brindan "al régimen de Ortega", que "ha socavado la democracia y abusado de los Derechos Humanos", además de haber "promulgado leyes represivas" que afectaron la situación económica del país y la libertad de expresión de la prensa.

"Las acciones del presidente Ortega están dañando a los nicaragüenses y llevando al país a una profunda tiranía", argumentó la directora de la OFAC, Andrea Gacki, para quien "está claro que el Gobierno tiene la intención de continuar reprimiendo al pueblo.

Por lo tanto, añadió, "Estados Unidos continuará señalando a aquellos funcionarios que ignoren la voluntad de sus ciudadanos".

En el caso de Ortega Murillo, Washington considera que se trata de "una asesora clave" del mandatario y de su madre, la influyente vicepresidenta, Rosario Murillo.

"Además administra el canal de televisión Canal 13", medio de comunicación familiar que "difunde propaganda estatal", mientras "utilizan las leyes fiscales para exprimir a los medios independientes y rivales", expuso Gacki.

El resto de sancionados, cuyas propiedades e intereses en Estados Unidos serán bloqueados, son el presidente del Banco Central de Nicaragua, Leonardo Reyes Ramírez; el general del Ejército, Julio Rodríguez Balladares y el diputado de la Asamblea Nacional Edwin Castro, enumeró la agencia de noticias Europa Press.

Las sanciones se conocen un día después de que Estados Unidos objetara enfáticamente las últimas detenciones de precandidatos opositores a las elecciones presidenciales del próximo 7 de noviembre, calificando a Ortega como "dictador" y asegurando que la comunidad internacional "no tiene más opción que tratarlo como tal".

En las últimas dos semanas, las autoridades apresaron a cuatro candidatos opositores.

La primera en ser arrestada, acusada de un presunto delito de blanqueo de dinero, fue Cristiana Chamorro, hija de la expresidenta Violeta Barrios (1990-1997), seguida del diplomático y exembajador de Estados Unidos Arturo Cruz, por "atentado contra la sociedad y los derechos del pueblo".

A ellos se les unieron en las últimas 48 horas el académico y activista Félix Madariaga y el economista Juan Sebastián Chamorro. (Télam)