Un abogado del exvicepresidente de Estados Unidos Mike Pence encontró documentos marcados como clasificados en la casa del republicano la semana pasada y los entregó al FBI, reveló hoy un congresista del mismo partido.

El hallazgo se produjo después de que el propio Pence pidiera por precaución a uno de sus abogados que registrara la casa en busca de material sensible, a raíz del reciente descubrimiento de información clasificada en una oficina y la residencia privada del presidente Joe Biden.

Hasta esta tarde se desconocía el grado de sensibilidad de los documentos encontrados en la casa de Pence, cuya existencia fue notificada a los líderes del Congreso y a las comisiones encargadas de ese tipo de asuntos.

Pence "nos informó hoy sobre los documentos clasificados que se encontraron en su casa en Indiana", dijo el presidente del comité de supervisión de la Cámara de Representantes, el republicano James Comer, en un comunicado, según la agencia de noticias AFP. 

Comer agregó que Pence, potencial candidato presidencial para 2024, está de acuerdo en "cooperar plenamente" con cualquier investigación del Congreso.

"La transparencia del exvicepresidente Pence contrasta fuertemente con el personal de Biden en la Casa Blanca, que continúa ocultando información al Congreso y al pueblo estadounidense", agregó Comer, sin mencionar el caso del expresidente republicano Donald Trump, acusado de haber obstruido la justicia por una investigación del FBI que encontró gran cantidad de documentos en una casa suya en Florida.

Pence pidió a su abogado que registrara su casa por "extrema precaución", informó CNN, citando fuentes anónimas, y el abogado comenzó a revisar cuatro cajas almacenadas en la casa del exvice la semana pasada. Encontró una "pequeña cantidad" de documentos marcados como clasificados, añadió.

El hallazgo se produjo después de que Pence negara la posibilidad de que pudiera haber material de este tipo en su poder.

Sin embargo, el equipo legal del exvicepresidente encontró cuatro cajas repletas de informes con el membrete de información confidencial y lo notificó a Archivos Nacionales, que comunicó el hallazgo al Departamento de Justicia, según las fuentes.

La misma noche del hallazgo, la oficina del FBI en Indianápolis recogió la documentación de la casa de Pence, en la ciudad de Carmel. en el condado de Monterey, California.

Ayer, las cajas, que se encontraban embaladas y sin abrir cuando se encontraron, volaron a Washington para que fueran analizadas por Archivos Nacionales.

El representante de Pence en los Archivos Nacionales, Greg Jacob, explicó que se trata de una "pequeña cantidad de documentos" que fueron enviados a la residencia de Pence sin que este tuviera conocimiento de su contenido.

"El vicepresidente Pence desconocía la existencia de documentos confidenciales o clasificados en su residencia personal", aseguró Jacob, quien confirmó la disposición del exvice para "cooperar plenamente".

Se trata de la tercera vez en la historia de Estados Unidos que se tiene constancia del descubrimiento de material confidencial en las dependencias privadas de un presidente o vicepresidente, después de los hallazgos en las residencias de Trump y Biden. (Télam)