El Gobierno estadounidense está preocupado por el intento de Rusia y China de hacer avances diplomáticos con la distribución mundial de sus vacunas contra el coronavirus, admitió hoy la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

"Ciertamente hemos visto intentos por parte de otros países, China y Rusia, de utilizar las vacunas como medio para avanzar diplomáticamente y observamos esas acciones con preocupación", afirmó Psaki en rueda de prensa.

Psaki dijo que el presidente Joe Biden se ha comprometido con los líderes mundiales, a los que le transmitió que Estados Unidos volverá a la escena mundial y que está trabajando para ello a través de una serie de acciones, que no precisó.

Un reciente estudio revisado por expertos y publicado en la revista británica The Lancet afirmó que la vacuna Sputnik V, desarrollada por el Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología Gamaleya de Rusia, mostraba una eficacia del 91,6 por ciento, según datos del ensayo clínico de fase 3.

La vacuna, que se basa en una plataforma de vectores adenovirales humanos, fue registrada por el Gobierno ruso el 11 de agosto y se convirtió así en el primer país en crear el antídoto.

Hasta el momento más de 20 países ya han registrado la Sputnik V para uso de emergencia, indicó la agencia de noticias Sputnik. (Télam)