Estados Unidos afirmó hoy que tiene “información” según la cual Rusia “está sentando las bases para anexar el territorio ucraniano que controla” como consecuencia de la invasión y advirtió que si eso se concreta, responderá “de forma rápida y severa”.

“Hoy tenemos información, incluso de inteligencia degradada, que podemos compartir con ustedes, de que Rusia está sentando las bases para anexar el territorio ucraniano que controla, en violación directa de la soberanía de Ucrania”, dijo el vocero del Departamento de Defensa, John Kirby, en conferencia de prensa.

“Si, a pesar de todo, Rusia sigue adelante con sus planes de anexión, vamos a responder de forma rápida y severa, y al mismo tiempo con nuestros aliados y socios; Rusia se enfrentará a sanciones adicionales y se convertirá en un paria mundial aún más de lo que es ahora”, agregó el funcionario.

Kirby sostuvo que “Rusia ya está instalando apoderados y funcionarios ilegítimos en las áreas de Ucrania que están bajo su control”, según las agencias de noticias AFP y Sputnik.

Detalló que las áreas en cuestión son zonas de las provincias de Jersson y Zaporiyia, así como toda la superficie de Lugansk y Donetsk, las dos provincias que componen la región prorrusa de Donbass.

El vocero subrayó que, de acuerdo con los datos en poder de Washington, Rusia está planeando celebrar referendos en las zonas disputadas del este de Ucrania, con el objeto de legitimar su supuesta soberanía.

Asimismo, afirmó que eso constituiría una violación de la Carta de la ONU que no quedará sin respuesta y aseguró que Estados Unidos “nunca” reconocerá la soberanía rusa sobre ningún territorio anexado. (Télam)