El Departamento de Estado de Estados Unidos bloqueó hoy las visas a 100 legisladores y funcionarios del sistema judicial nicaragüense y sus familias, al estimar que son cómplices de la campaña de detenciones del gobierno de Daniel Ortega contra opositores.

Según informó el Departamento en un comunicado recogido por la agencia de noticias AFP, los que están en esa lista "presumiblemente son responsables o cómplices de socavar la democracia, incluidos aquellos con responsabilidad o complicidad en la represión de protestas pacíficas o el abuso de los derechos humanos".

El comunicado cita las detenciones realizadas por el gobierno de Ortega de 26 opositores políticos y activistas por la democracia.

Además, la secretaría de Exteriores estadounidense dijo que fueron incluidos en la lista quienes habían apoyado las nuevas leyes "represivas" utilizadas para restringir la libertad de expresión, la disidencia y la participación en el proceso político.

La semana pasada, el gobierno nicaragüense arrestó a cinco personas, entre ellas un aspirante a la presidencia y líderes de un movimiento campesino, por supuestamente amenazar la "soberanía" del país, apoyándose en una ley impulsada por Ortega y aprobada por el Parlamento en diciembre.

La decisión de este lunes incluye la revocación de las visas estadounidenses de quienes ya las tenían.

"Estados Unidos continuará utilizando las herramientas diplomáticas y económicas a nuestra disposición para impulsar la liberación de los presos políticos y apoyar los llamados de los nicaragüenses a una mayor libertad, responsabilidad y elecciones libres y justas", dijo el Departamento de Estado.

(Télam)