Los demandantes de asilo obligados a permanecer en México mientras se resuelve su caso en Estados Unidos comenzarán a ser admitidos a partir de la semana que viene, informó hoy el Gobierno de Joe Biden, en un nuevo paso atrás sobre la política migratoria adoptada por Donald Trump.

El Gobierno de Trump endureció en 2019 las medidas para evitar que quienes solicitasen asilo permaneciesen en Estados Unidos a la espera de la resolución de su caso, dentro de una política de tolerancia cero que Biden prometió eliminar paulatinamente.

La primera fase de este plan empezará el 19 de febrero y permitirá comenzar a procesar las solicitudes de quienes permanecen en México bajo los Protocolos de Protección al Migrante (MPP, por sus siglas en inglés), informó el Departamento de Seguridad Nacional.

Este paso abrirá la puerta de Estados Unidos para unas 25.000 personas que podrán acceder a sus datos desde un registro virtual.

El Gobierno instó a esas personas a permanecer donde están a la espera de nuevas instrucciones y destacó que, por el momento, no deben acercarse a la frontera.

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, el primer latino e inmigrante en encabezar este departamento, admitió que los cambios en la frontera "llevarán tiempo", pero explicó que, con iniciativas como la anunciada hoy, el Gobierno de Biden demuestra su compromiso con "reconstruir un sistema migratorio seguro, ordenado y humano", informó la agencia de noticias Europa Press.

"Los individuos que no sean elegibles bajo esta fase inicial deben esperar más instrucciones y no viajar a la frontera. Debido a la pandemia, las restricciones en la frontera se mantienen", subrayó Mayorkas, en alusión a los casos en que no hubiesen sido devueltos a México bajo los MPP o no cuenten con casos activos en tribunales.

El Gobierno también resaltó que su anunció no es "una invitación para que las personas migren de forma irregular a los Estados Unidos, ni tampoco una vía libre al margen de las medidas sanitarias".

Los individuos que se beneficien del nuevo programa se harán una prueba para detectar posibles casos de Covid-19 antes de su entrada.

Biden también derogó ayer la emergencia nacional decretada en febrero de 2019 por su predecesor para obtener fondos con los que sostener la construcción de un muro en la frontera con México. (Télam)