El Gobierno de Estados Unidos emitió una licencia especial para que la simbólica Asamblea Nacional creada en Venezuela a finales de 2015 por la oposición pueda seguir controlando los activos bloqueados en el exterior, después del final del 'gobierno interino' de Juan Guaidó.

El Departamento del Tesoro actualizó sus directrices para dejar a la autodenominada Asamblea Nacional al margen de los vetos impuestos contra el Gobierno de Nicolás Maduro y otras instituciones oficiales contra los que sigue vetada "cualquier transacción".

"Las personas estadounidenses están autorizadas a participar en todas las transacciones" que "involucren a la IV Asamblea Nacional de Venezuela instalada el 5 de enero de 2016, su Comisión Delegada; cualquier entidad establecida por, o bajo la dirección de la Asamblea Nacional para ejercer su mandato, o cualquier persona designada por la IV Asamblea Nacional, su Comisión Delegada o una IV Comisión Nacional, incluidos sus respectivos miembros y personal", establece la resolución.

"Esta licencia general no autoriza cualquier transacción que involucre a la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela convocada por Nicolás Maduro o la Asamblea Nacional instalada el 5 de enero de 2021, incluyendo sus respectivos miembros y personal", detalla el texto publicado ayer.

El pasado 30 de diciembre, tres de los principales partidos de la oposición venezolana aprobaron la eliminación del "gobierno interino" que presidió Guaidó por autoproclamación con el objetivo primordial de sacar del poder a Maduro.

Guaidó, quien se autojuramentó en una plaza pública el 5 de enero de 2019 con incondicional respaldo de Estados Unidos, al que se le sumó medio centenar de países, ganó control de activos venezolanos bloqueados en el extranjero por sanciones contra el Ejecutivo de Maduro.

Sin embargo, nunca pudo asumir el poder real pese al respaldo internacional obtenido, que mermó con el paso del tiempo.

Ahora, con esta actualización del reglamento de sanciones contra Venezuela, Estados Unidos garantiza que no cederá ninguno de estos fondos al chavismo, con o sin Guaidó al frente de la virtual cámara opositora.

La Asamblea Nacional opositora, que se autodescribe como "legítima", agradeció con un comunicado en el que subrayó su capacidad para actuar en "defensa de los activos del Estado en el extranjero", informó la agencia de noticias Europa Press.

La Asamblea, que mantiene por ejemplo la junta ad hoc establecida para la petrolera PDVSA, prometió que trabajará con "transparencia" y en favor de la "despartidización" de los activos bloqueados.

"Desde la Asamblea Nacional, seguimos consolidando el apoyo a nuestros aliados internacionales en torno a la protección y uso de los activos en el exterior en beneficio de los venezolanos y la recuperación de la democracia", remarcó. (Télam)