Estados Unidos administró más de 1 millón de dosis de vacunas contra el coronavirus en la última jornada y convocó a inmunizarse a aquellas personas que todavía no lo hicieron, en medio de una batalla con algunos gobernadores que se niegan a respetar las medidas sanitarias de la Casa Blanca.

"Hemos administrado más de 1 millón de dosis de vacuna Covid-19 en las últimas 24 horas; esa es la cantidad más alta en siete semanas. Si aún no lo ha hecho, vacúnese. Mantengamos este impulso y derrotemos a la Covid-19", escribió anoche en Twitter el presidente Joe Biden.

Por otro lado, en una entrevista para la cadena ABC, Biden criticó a los gobernadores que están bloqueando las normativas sobre el uso de la mascarilla y la vacunación en algunos de los estados del país.

En declaraciones desde la Casa Blanca, Biden mencionó específicamente aquellas acciones que ponen en peligro a los estudiantes que aún no están vacunados pero que están regresando a las escuelas de forma presencial.

"Algunos políticos están tratando de convertir las medidas de seguridad pública, es decir, los niños que usan mascarillas en la escuela, en disputas políticas para su propio beneficio. Algunos incluso están tratando de quitarle el poder a los educadores locales prohibiendo las mascarillas en la escuela. Están estableciendo un tono peligroso", advirtió el presidente.

Por este motivo, Biden informó que ordenó a su secretario de Educación, Miguel Cardona, que utilice "acciones legales, si corresponde, contra los gobernadores que están tratado de bloquear e intimidar a los funcionarios escolares y educadores locales", informó la agencia de noticias Europa Press.

Uno de estos casos es el gobernador de Florida, Ron DeSantis, quien recientemente anunció que el estado podría retener los salarios de aquellos funcionarios de Educación que ignoren su orden de prohibición del uso de mascarilla en los distritos escolares.

De igual modo, en Texas, una serie de batallas sobre estos mandatos está creando un cruce de acusaciones legales entre funcionarios locales y el gobernador, Greg Abbott, quien además dio positivo al test de coronavirus esta semana.

"Si un gobernador quiere recortar el sueldo de un trabajador escolar que pide mascarillas en el aula, el dinero del Plan de Rescate Americano puede usarse para pagar el salario de esa persona al cien por cien", garantizó Biden. (Télam)