Los empleados de las instituciones públicas de Ecuador regresarán al teletrabajo a partir de mañana con el fin de reducir el riesgo de contagios de Covid-19, según resolvió el Comité de Operaciones Especiales (COE).

La medida, que se definió en las últimas horas mediante una resolución, se llevará a cabo siempre que se garantice la correcta prestación de los servicios públicos, por lo que se deberá establecer qué funcionarios realizarán teletrabajo, informó el diario ecuatoriano El Comercio.

Según la disposición, las instituciones de los sectores estratégicos (electricidad, petróleo, telecomunicaciones) tendrán la libertad de adoptar o no esta medida, garantizando siempre la prestación de los servicios públicos.

El presidente del COE Nacional, Juan Zapata, exhortó a los gobiernos regionales y municipales a avanzar en el mismo sentido y recomendó al sector privado a que también disponga el trabajo a la distancia de ser posible.

Además, recomendó mantener en vigor las normas de higiene y llamó a la población a acudir a los puestos de vacunación para completar la pauta.

Para el funcionamiento de esta medida se aplicarán las normas vigentes para la aplicación del teletrabajo emitidas por el Ministerio del Trabajo y la decisión será evaluada después de 15 días.

En las últimas tres semanas, Ecuador registró un repunte de los contagios, aunque la cifra de muertes se mantuvo en cifras bajas. (Télam)