Ecuador superó su récord mensual de nuevos casos de coronavirus cuando todavía queda una semana para que termine abril y en medio de reportes de nuevas variantes del virus en el país, según los más recientes reportes oficiales.

Abril, con 43.999 infectados, se convirtió a la fecha en el mes con el mayor número de nuevos infectados, de acuerdo con el último balance dado anoche por el Ministerio de Salud.

La cifra sobrepasa el récord mensual de 42.600 registrado en marzo por la Universidad Johns Hopkins, de Estados Unidos.

El récord se da cuando el país enfrenta una nueva ola de Covid-19, que llevó al Gobierno a imponer de lunes a jueves un toque de queda nocturno de nueve horas y otro de 57 horas que se extiende de viernes a lunes.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, también declaró un estado de excepción en 16 de las 24 provincias y el teletrabajo obligatorio en todo el país.

Las clases presenciales siguen suspendidas.

El decreto presidencial contempla la suspensión de los derechos de libertad de tránsito, asociación y reunión, así como de inviolabilidad de domicilio.

El aumento de casos ocurre también mientras se registra una nueva variante del coronavirus en el país.

Camilo Salinas, ministro de Salud, reportó anoche a través de su cuenta de Twitter "la presencia de 5 casos de nueva variante C.37 identificada en Perú y Chile".

Los cinco infectados están en la costera provincia de El Oro y en la andina Pichincha, cuya capital Quito, una ciudad con unos 2,8 millones de habitantes, es la ciudad más golpeada por la pandemia, dijo el Ministerio de Salud, informó la agencia de noticias AFP.

En el país además circulan las variantes brasileña, de Reino Unido y de Nueva York, de acuerdo con el Instituto de Microbiología de la Universidad San Francisco, encargado de los análisis.

Ecuador, con 17,5 millones de habitantes, acumula 372.754 casos de coronavirus y 18.158 muertos entre confirmados y probables.

Quito es la ciudad más afectada con más de 120.579 infectados. Le sigue Guayaquil, que vivió lo peor de la pandemia entre marzo y abril del año pasado, cuando sus sistema de salud y funerario colapsaron. (Télam)