Cuatro presos de la Penitenciaría del Litoral, en la provincia de Guayas, en el oeste de Ecuador, fueron encontrados muertos, en un hecho que las autoridades investigaban hoy como un presunto suicidio, poco más de dos semanas después de que casi 120 reclusos murieran de manera violenta en la misma penitenciaría.

"SNAI informa el presunto suicidio de 4 #PPL (personas privadas de la libertad) en el pabellón 8 del Centro de Privados de la Libertad Guayas nro.1. El SNAI brinda todas las facilidades a la Policía y a la Fiscalía para que se investigue este hecho. Se activan protocolos de seguridad", tuiteó el Servicio de Atención a Personas Privadas de la Libertad (SNAI).

En esa misma cárcel, a fines de septiembre se produjo la peor masacre de la historia carcelaria de Ecuador, cuando un amotinamiento dejó 119 presos muertos, seis de ellos decapitados o mutilados, y más de 70 heridos.

Del total de muertos, al 5 de octubre habían sido identificados 107 y restaba confirmar la identidad de 12, a los que se les podría aplicar técnicas de cotejo de perfil genético, por el estado en que se encuentran los cuerpos.

Por su parte, la Policía Nacional informó que ya está realizando las investigaciones en el lugar junto a la Fiscalía.

“Con las Fuerzas Armadas se realizó operativo localizando dos maletas con municiones y una amoladora”, tuiteó la institución.

Click to enlarge
A fallback.

De acuerdo con la cadena televisiva Teleamazonas, que citó informes policiales, los presos fueron hallados colgados en diferentes celdas, según la agencia de noticias Sputnik.

Ecuador enfrenta desde hace varios años una crisis carcelaria alimentada, entre otros motivos, por la violencia desatada por una guerra entre grupos criminales al servicio de cárteles del narcotráfico, como los mexicanos Sinaloa y Jalisco Nueva Generación.

En ese año, el promedio anual de muertes en los recintos penitenciarios era de 25 y para el 2018 se duplicó.

En lo que va de 2021, diversos motines dejaron 238 muertos, según cifras oficiales. (Télam)