Los presidentes de Colombia, Iván Duque, y Perú, Pedro Castillo, acordaron hoy que sus gobiernos intensificarán la cooperación para la lucha contra el crimen transnacional, particularmente en la frontera que comparten ambos países.

Los mandatarios se reunieron en Villa de Leyva, a unos 165 kilómetros al norte de Bogotá, junto a ministros, embajadores y otros funcionarios de sus gobiernos.

“Los ministros de Defensa han acordado compartir información de inteligencia, contrainteligencia y definir también estrategias comunes de lucha contra el crimen transnacional”, anunció Duque al cabo del encuentro.

El presidente anfitrión explicó que esa estrategia se enfocará en los narcotraficantes, así como en los contrabandistas de minerales, fauna y flora, según la agencia de noticias AFP.

También apuntará a desmantelar “redes de abastecimiento de recursos químicos que llevan a la degradación (ambiental) en muchos de nuestros territorios”, agregó Duque.

En tanto, Castillo afirmó que cuando sea “cristalizado”, el acuerdo beneficiará a los pobladores de la frontera, “temerosos porque son atacados por el narcotráfico, la delincuencia” y otros “problemas comunes”.

Click to enlarge
A fallback.

Colombia y Perú con los dos mayores exportadores mundiales de cocaína, con 1.010 y 445 toneladas en 2020, respectivamente, según datos de la ONU.

El Putumayo, uno de los departamentos que limitan con Perú, es una de las regiones colombianas con más narcocultivos y presencia de grupos remanentes de las disueltas FARC que no se acogieron al acuerdo de paz de 2016 y lucran con el narcotráfico.

Asimismo, los presidentes y sus colaboradores también conversaron sobre comercio, ambiente y combate al coronavirus.

Duque sostuvo que ambos gobiernos están “unidos para enfrentar la crisis climática” y “derrotar la deforestación” que aqueja a la Amazonia que los dos países comparten.

Por otra parte, exhortó a la comunidad internacional a que “acelere los aportes” de dinero que comprometieron para atender la crisis provocada por el éxodo masivo de venezolanos, que tienen en Colombia y Perú dos de sus principales destinos, con 1,8 y 1,3 millones de inmigrantes, respectivamente. (Télam)