El presidente de Colombia, Iván Duque, rechazó hoy estar interviniendo en la campaña electoral, como denunció un sector del opositor Pacto Histórico, y afirmó, en cambio, que se limita a cumplir su plan de gestión.

"Pretenden que cuando se le pregunta al presidente sobre temas de interés nacional no se pronuncie, y eso es claramente una violación del derecho constitucional de la libertad de expresión", afirmó Duque.

Según Radio Caracol, el mandatario negó haber tomado partido de cara a las elecciones en las que se elegirá a su sucesor y remarcó que lo que está haciendo es “cumplir con el plan de gobierno, entregar obras, recorrer el país, y sobre todo, buscar todos los días el bienestar para la población”.

La semana pasada, el senador del Polo Democrático –integrante de la alianza de izquierda Pacto Histórico- Iván Cepeda denunció a Duque por un presunto delito de injerencia política en los comicios del 29 de mayo.

Según el congresista, el mandatario colombiano hizo pronunciamientos públicos "de manera reiterada" pese a la prohibición constitucional y legal de intervenir en la campaña.

"Hay algunas personas a las que no les gusta que yo me refiera a las tres 'pes': la posverdad, el populismo y la polarización", contraatacó Duque, que dejó en claro que cuando aborda estas cuestiones "no se trata de una declaración directa sobre ningún candidato".

Duque es del Centro Democrático (CD), fuerza que no tiene candidato para los comicios, y se estima que respaldará al postulante de Equipo por Colombia, Federico Gutiérrez.

El candidato del Pacto, el exalcalde de Bogotá Gustavo Petro, encabeza las encuestas de intención de voto y suele ser acusado de promover un plan de gobierno comunista, copiado de Venezuela y Cuba y con planes de expropiar propiedades.

Por eso firmó a comienzos de semana una declaración pública en la que se comprometió a no favorecer expropiaciones.

Mientras, su compañera de fórmula, la líder ambientalista Francia Márquez denunció nuevos insultos racistas en su contra y advirtió que “la xenofobia, al igual que otras lacras que arrastra el país, como el patriarcado, mata”.

Desde que se confirmó que sería la segunda de Petro en el binomio, Márquez denunció varias veces amenazas de muerte e insultos racistas.

En esta ocasión, dijo, la llamaron King Kong. "Mientras estaba almorzando recibí una llamada y cuando pregunté '¿quién habla?', me dijeron, '¿con quién hablo?'. Dije, '¿a quién necesita?' y me respondieron, 'a King Kong'", relató Márquez.

"Por supuesto eso duele, lastima, hiere, porque el racismo mata, así como el patriarcado y el machismo matan en este país", señaló la dirigente feminista, según el sitio del diario El Tiempo.

Para Márquez, “el feminicidio que se vive es la causa del machismo y el patriarcado, que todos los días violentan nuestras vidas y nuestra dignidad y, por supuesto, el racismo también”.

“La pregunta es: ¿Qué estaba pensando esa persona que estaba detrás del teléfono? Esa persona está dañada y lastimada en su ser", expresó.

Si el Pacto se alza con el triunfo en la primera vuelta o en la segunda, Márquez será la primera mujer negra en ocupar la Vicepresidencia de Colombia. (Télam)