El presidente saliente de Colombia, Iván Duque, aseguró hoy que será garante de una transición "pacífica" y "transparente" con el primer gobierno de izquierda de la historia del país, tras el triunfo del presidente electo Gustavo Petro.

"Todo el respaldo nuestro para garantizar una transición transparente, eficaz, armónica y pacífica por el bien de Colombia", manifestó Duque en una intervención virtual en el XV Foro Atlántico, que se desarrolla en España en la Casa América de Madrid.

"Lo primero que hay que reconocer para defender la democracia es cuando hay un pronunciamiento popular. Claramente ayer los colombianos eligieron un nuevo presidente", agregó, en una charla virtual con el escritor Mario Vargas Llosa, informó la agencia de noticias AFP.

El premio Nobel de literatura de 86 años había interrogado a Duque sobre el triunfo de Petro, tras expresar su deseo de que esta elección sea "simplemente un accidente enmendable y corregible".

"Que esos elementos centrales de la constitución se salvaguarden, se protejan, y para eso la sociedad, el sector privado y todos los ciudadanos estaremos siempre siendo exigentes", respondió el presidente colombiano. 

Petro, de 62 años, se consagró ayer como el primer presidente de izquierda de Colombia al imponerse en la segunda vuelta electoral con el 50,47% de los votos sobre el magnate Rodolfo Hernández, de 77 años, en las elecciones con mayor participación electoral en lo que va del siglo en ese país.

El líder de la coalición Pacto Histórico, que asumirá la presidencia el 7 de agosto, ganó con un discurso que se asentó en un programa de redistribución para “el buen vivir” y que propone un cambio en lo económico con cuidado del medioambiente, junto a su vice, la activista Francia Márquez, la primera mujer afrodescendiente que ocupará ese lugar y la segunda de la historia del país.

Con promesas de robustecer el Estado, subir impuestos a los ricos y suspender la exploración petrolera ante la crisis climática, se ganó el apoyo de los jóvenes protagonistas de tres años de masivas protestas (2019, 2020, 2021) y de los sectores más vulnerables. 

La diferencia de votos entre Petro y Duque fue de 700.601.

Ante la división del país de 50 millones de habitantes y temores de las élites que tradicionalmente gobernaron, el presidente entrante prometió durante su discurso de victoria un "gran acuerdo nacional" sin revanchas, donde quepan esas "dos Colombias".

A partir del 7 de agosto, Petro deberá responder a los desafíos de un país en crisis, empobrecido por la pandemia de coronavirus, con 39% de pobres, con la mayor producción de cocaína del mundo y castigado por un rebrote de la violencia que siguió al acuerdo de paz firmado en 2016 con la exguerrilla de las FARC. (Télam)