El presidente de Colombia, Iván Duque, afirmó hoy que la prisión domiciliaria por cinco días que le fue impuesta por desobedecer una orden judicial es inconstitucional y acusó de “prevaricato” al juez que la decretó.

“La decisión no es solamente inconstitucional, sino que no está firme”, y “es un abierto prevaricato”, dijo Duque en un acto en Montería, en el departamento norteño Córdoba.

“Esperamos que el Consejo de Disciplina Judicial y el Ministerio Público actúen”, agregó, y calificó la sentencia como una “decisión política sin soporte jurídico”, según la agencia de noticias Sputnik.

El Tribunal Superior de Ibagué -la capital del departamento centrooccidental Tolima- impuso ayer cinco días de arresto domiciliario a Duque por considerar que incumplió una orden de la Corta Suprema de Justicia destinada a resguardar la seguridad de un parque nacional.

“Si hay algo de lo que me siento orgulloso es de proteger los ecosistemas de Colombia y su biodiversidad, en los foros nacionales e internacionales, y no dejaremos de hacerlo”, sostuvo el mandatario.

“Estaremos siempre listos y prestos a responder todos los llamados, pero siempre dentro del orden constitucional; estas decisiones, que además violan la Constitución, esperamos que sean observadas por todas las instancias”, agregó.

Duque reclamó que “quede absolutamente claro” el caso “y se pueda saber cuál era el verdadero sentido de una decisión política sin soporte jurídico”. (Télam)