El presidente de Colombia, el conservador Iván Duque, informó hoy que el 20 de febrero comienza el plan de vacunación masiva contra el coronavirus y pidió ayuda internacional para inmunizar a cerca de un millón de venezolanos que están irregularmente en su país, tras criticar la "magra" respuesta internacional frente a la mayor crisis migratoria del continente sudamericano.

"Nosotros no nos habríamos comprometido con una fecha si no tuviéramos certeza de la llegada de las vacunas al país", dijo Duque acerca del programa de vacunación que comenzará con más de 300.000 vacunas que está previsto lleguen a mediados de mes a Colombia, con más de 2 millones de casos y casi 55.000 decesos por coronavirus.

La meta del Gobierno colombiano es vacunar a lo largo de este año a 35,2 millones de personas, equivalentes al 70 % de la población nacional, y para ello adquirió 61,5 millones de vacunas de varios laboratorios.

El ministro de Salud, Fernando Ruiz, en una rueda de prensa que brindó junto a Duque para detallar el "Plan Nacional de Vacunación contra la Covid-19", precisó que la primera dosis que administrará son 117.000 de la vacuna desarrollada por el estadounidense Pifizer y unas 200.000 del laboratorio chino Sinovac.

El Gobierno está además a la espera de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) autorice la comercialización de la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, para comenzar a recibir dosis de ese laboratorio, y mantiene actualmente contactos con Rusia para adquirir lotes de la vacuna Sputnik V.

Por otra parte, Duque pidió ayuda internacional para vacunar contra el coronavirus a cerca de un millón de venezolanos que están irregularmente en Colombia, tras criticar la "magra" respuesta de organizaciones y países frente a la mayor crisis migratoria del continente.

Actualmente, hay 5,4 millones de migrantes y refugiados venezolanos en el mundo, de los cuales menos de la mitad tienen documentos y Colombia es el país que recibe el mayor número de las personas que huyen de Venezuela, el 55% de los 1,7 millones de migrantes de esa nacionalidad no están regularizados.

Duque, que en diciembre fue duramente criticado por haber excluido a los indocumentados de los planes de vacunación, revisó su posición frente a los venezolanos en situación irregular y dijo que el próximo lunes anunciará "medidas para tratar" de inmunizar a ese millón de venezolanos, informó la agencia de noticias AFP.

"Queremos hacerle el llamado a la comunidad internacional para que nos ayude a movilizar recursos y vacunas para atender a esta población", señaló el mandatario, que adelantó que tratará el asunto de los migrantes con el alto comisionado de la ONU para los refugiados, Filippo Grandi, que el próximo lunes visitará Colombia.

El jefe de Estado justificó sus pasados comentarios sobre la vacunación de los venezolanos sin papeles, señalando que quiso evitar "una estampida, una llegada masiva de migrantes buscando vacunación", que a su vez afectara la campaña contra la pandemia.

También criticó los escasos recursos internacionales para atender el éxodo de los venezolanos castigados por la crisis económica en su país.

"Hay mucha preocupación sobre los migrantes y los refugiados (...) mucha gente se da golpes de pecho, y en el mundo dicen qué dolor, qué pena, pero la movilización de recursos ha sido muy magra", afirmó.

En ese sentido, hizo notar que la "comunidad internacional" aporta casi unos 2.000 dólares por cada migrante sirio mientras que por uno venezolano la asistencia no llega ni a 200 dólares.

"El llamado que nosotros hacemos es que haya en esto colaboración", enfatizó el presidente colombiano. (Télam)