El expresidente paraguayo Nicanor Duarte Frutos envió hoy un mensaje que pareció destinado a su par Horacio Cartes, al advertir que la historia del Partido Colorado enseña que “nadie que quiso ponerse por encima” de la fuerza, ni siquiera el exdictador Alfredo Stroessner, “pudo doblegar al coloradismo”.

“La historia colorada enseña que nadie que quiso ponerse por encima del partido, ni Stroessner, pudo doblegar el coloradismo. Cualquiera que quiera ponerse por encima del partido, de la dirigencia y las bases partidarias, por encima del pensamiento de la colectividad colorada, ha fracasado”, avisó Duarte Frutos.

El exmandatario, uno de los directos por Paraguay en la represa de Yacyretá, rechazó que pueda buscar la presidencia del partido, aunque fue sondeado por algunos dirigentes para analizar esa chance.

“No es el momento de promover ni precipitar candidaturas. El desafío es hoy unir las fuerzas coloradas para enfrentar las (elecciones) municipales (de octubre). No tengo ninguna aspiración ni intención de disputar la presidencia del partido”, aseguró, y reclamó una renovación de los cuadros dirigenciales y del pensamiento de la fuerza.

Dijo que Cartes está habilitado para buscar la jefatura de la Asociación Nacional Republicana (ANR, el nombre oficial del partido), pero insistió en que “nunca tuvo éxito ni prosperó” la intención de controlar absolutamente toda la estructura partidaria.

“La tentación de controlar y dominar el partido que tenemos muchas veces los que ejercemos algún tipo de liderazgo, en nuestro partido, nunca tuvo éxito o ha prosperado”, afirmó.

El coloradismo está dividido hace tiempo entre los sectores que respaldan a Cartes y los que se reúnen en torno del presidente Mario Abdo Benítez, y aunque la separación es tajante –al punto que existen bloques separados en el Congreso- en situaciones críticas los dos sectores suelen alinearse.

Duarte Frutos explicó que no sabe “qué piensa Cartes”, y reiteró que “la historia dice que ni Stroessner pudo doblegar totalmente al partido y cuando quiso el control total, vino la gran fisura y su caída”, por un golpe de Estado que encabezó Andrés Rodríguez. (Télam)