Mientras el economista Mario Draghi continúa sumando apoyos para formar un nuevo Gobierno, tras el encargo del presidente Sergio Mattarella, los dos partidos mayoritarios en el Parlamento, la Liga y el Movimiento Cinco Estrellas, mantienen la reserva sobre su posible aval a un Ejecutivo encabezado por el ex titular del Banco Central Europeo.

Draghi continuará hoy la ronda de encuentros con fuerzas políticas para fortalecer su propuesta de un Gobierno de "unidad" con el que "vencer a la pandemia", tras haber obtenido este jueves el visto bueno del premier interino Giuseppe Conte y de los partidos más pequeños del Parlamento en su primer día de reuniones.

Draghi, de 73 años y una larga tradición en la banca internacional, se reunirá hoy con las dos principales fuerzas de la centroizquierda: una que ya le expresó su apoyo, Italia Viva del expremier Matteo Renzi, y otra que se inclina por avalarlo pese a las pequeña corriente interna contraria, el Partido Democrático (PD).

Tras la centroizquierda, Draghi continuará hoy con reuniones con dos de las tres fuerzas de la coalición opositora de centroderecha, que aún no logran consensuar una postura frente al eventual nuevo Ejecutivo, y de las que el economista espera sumar apoyos para tener despejado el camino de la ratificaición parlamentaria que deberá enfrentar la semana próxima.

Según el cronograma publicado por Presidencia, Draghi recibirá a Fuerza Italia, de Silvio Berlusconi, el partido de perfil más europeísta de la centroderecha y que ya envió señales de apoyo al economista.

Por otro lado, el encargado de formar un nuevo Gobierno se reunirá con Hermanos de Italia, de Giorgia Meloni, el partido que con más énfasis ha pedido una convocatoria anticipada a elecciones y rechaza apoyar el Gobierno del economista.

Tras las reuniones de hoy, Draghi tendrá mañana una jornada clave para asegurar la mayoría parlamentaria que necesita, al encontrar a la Liga y al Cinco Estrellas, los dos bloques mayoritarios y en los que hay más resistencias internas a su figura.

El líder de la Liga, Matteo Salvini, planteó en las últimas horas su disposición a apoyar a Draghi si "hay un Gobierno que ayude al país", aunque advirtió que la presencia de su fuerza en una coalición amplia es incompatible con la del Cinco Estrellas.

"Si estamos en el Gobierno estaremos con un ministro", reclamó Salvini, en declaraciones a la cadena RAI, sumándose a la lista de partidos que piden un Gabinete "político y no técnico", como forma de presionar por lugares en el Ejecutivo.

En el Cinco Estrellas, en tanto, el ala interna que encabeza el exdiputado Alessandro Di Battista insistió hoy con su rechazo al Gobierno de Draghi y dejó abierta la posibilidad de que la fuerza convoque a sus afiliados a votar online para decidir la postura ante el nuevo Ejecutivo.

El encargo de un nuevo Gobierno a Draghi, que el presidente Mattarella considera la única alternativa a adelantar las elecciones previstas en principio para marzo de 2023, fue recibido con entusiasmo por los mercados europeos, al punto que el riesgo país descendió a niveles de diciembre de 2015.

El apoyo de Europa, que conoce a Draghi de su paso por el Banco Central Europeo entre 2011 y 2019, se explica en parte porque el próximo Ejecutivo italiano deberá decidir cómo gastar los 209.000 millones de euros que Italia obtuvo de fondos continentales, y el economista es considerado un técnico con experiencia en el manejo equilibrado de las cuentas. (Télam)