Dos mapuches murieron y otros tres resultaron heridos por disparos de armas de fuego en una zona del sur de Chile militarizada por el Gobierno desde hace dos semanas por una escalada de violencia, informaron hoy autoridades y fuentes médicas.

Los fallecidos, una persona de 23 años y otra de 44, fueron heridos ayer en dos incidentes distintos en la región del Biobío, y murieron cuando eran trasladados a un hospital, dijeron medios chilenos, que citaron a fuentes médicas y de la Fiscalía local.

El Gobierno chileno también informó de dos muertos y tres heridos en dos incidentes separados en la ruta que une las localidades de Tirúa y Cañete, en la provincia de Arauca, pero no identificó a las víctimas.

El Gobierno dijo que en uno de los hechos, pasado el mediodía, un grupo de personas cortó la ruta y atacó con armas de fuego a una patrulla policial cuando se acercó al lugar, que respondió primero con armas de salva y luego con munición real.

Dirigentes mapuches dieron otra versión, afirmando que los policías abrieron fuego contra personas que protestaban contra la militarización de la zona y que intentaron liberar a dos mapuches detenidos sobre la ruta cuando iban en un auto que según la policía era robado.

Sobre el segundo hecho, ocurrido horas más tarde en la misma zona, el jefe de la Defensa Nacional del Biobío, contraalmirante Jorge Parga, explicó que funcionarios de la Armada fueron “nuevamente atacados con armas de fuego desde el interior de un predio”.

Click to enlarge
A fallback.

Detalló que ante el ataque, los efectivos “debieron hacer ingreso reaccionando a esta agresión y procediendo a la detención de dos personas: un adulto de 21 años y un menor de 15 años”.

Al respecto, el constituyente Adolfo Millabur dijo que todos los delegados de pueblos originarios de la Convención Constituyente estaban "afectados por la noticia” y fue categórico en “repudiar la militarización de la zona anunciada”.

Culpó al Gobierno de los hechos y afirmó que “el desenlace es lo que hoy día conocemos y hacemos responsables al actual gobierno, Carabineros y la Armada de Chile”.

A pesar de la versión oficial, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de la ciudad de Concepción, capital de Biobío, informó que solo un mapuche fue muerto y no dos.

Carolina Chang, de la INDH, afirmó que una de las personas que resultó herida fue dada por muerta.

Rodrigo Díaz, gobernador de la región del Biobío, acusó al Gobierno de ser "responsable" de lo que pasó y le pidió precisiones.

El presidente Sebastián Piñera decretó este mes, y luego amplió por 15 días, la militarización en el BioBio y la vecina región de La Araucanía tras una serie de hechos de violencia.

Ambas regiones atraviesan un histórico conflicto entre el pueblo mapuche y el Estado por la propiedad de tierras, que los indígenas consideran propias por derecho ancestral y que fueron entregadas a privados, principalmente a empresas forestales y hacendados.

En La Araucanía, en tanto, un grupo de personas quemó hoy siete máquinas, entre camiones y retroexcavadoras, de una empresa constructora en un barrio de la localidad de Victoria, provincia de Malleco, informó el diario La Tercera, que citó a la Fiscalía local.

Hace años se registran en la zona ataques a predios y maquinarias, a menudo usados como excusas por policías y militares para reprimir a estos grupos, que ya cuentan con varios muertos, lo que derivó procesamientos y condenas para algunos carabineros. (Télam)