Las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ofrecieron iniciar conversaciones de paz con el Gobierno del presidente electo, Gustavo Petro -quien asume el próximo domingo-, en respuesta a una propuesta de "paz total" que deslizó esta futura administración, la primera de izquierda de la historia del país.

"Las FARC-EP nos hemos planteado (..) la solución política a la violencia desatada por el Estado, por tal motivo invitamos al nuevo Gobierno, en cabeza del doctor Gustavo Petro y la doctora Francia Márquez, como genuinos representantes de las aspiraciones de las clases populares, para que en común acuerdo creemos un clima propicio para un acuerdo de cese al fuego bilateral", afirmó el Estado Mayor del grupo armado.

La organización propuso en un comunicado la creación de "mecanismos eficaces" que permitan que "las masas desplazadas y empobrecidas participen en la elaboración de los cambios estructurales que requiere el nuevo rumbo, con garantía de vida digna para todos los colombianos", informó la agencia de noticias Europa Press.

Con ese objetivo, los disidentes aseguraron tener listo un grupo de "plenipotenciarios" encargados de entablar diálogos con el nuevo Gobierno y manifestaron su seguridad de que "entre todos no dejaremos tomar ventaja a los sectores más reaccionarios de este país", según afirmó el comunicado, leído en una grabación por un hombre que la prensa local identifica como Néstor Gregorio Vera, alias 'Iván Mordisco'.

Los servicios de Inteligencia de Colombia aseguraron a mediados de julio que 'Iván Mordisco', cabecilla del Frente Primero de las disidencias de las FARC, había muerto durante un bombardeo en San Vicente del Caguán, Caquetá, aunque su cadáver no pudo ser localizado tras el ataque.

Por ello, la difusión del video con el comunicado, cuya autenticidad aún no ha sido verificada por las autoridades colombianas, podría implicar que 'Iván Mordisco' sigue vivo, o bien que la grabación fue preparada antes de su muerte y fue publicada ahora.

'Iván Mordisco' militó en las FARC durante 32 años y fue uno de los primeros jefes guerrilleros en apartarse del histórico proceso de paz que se coronó en un acuerdo entre el Gobierno y las FARC en 2016. La parte de las FARC que se plegó al acuerdo se transformó en un partido político.

Tras la muerte de Miguel Botache Santillana, alias 'Gentil Duarte', en mayo de este año, 'Iván Mordisco' había quedado como máximo jefe de estas disidencias.

El segundo comandante del Ejército de Colombia, mayor general Helder Giraldo, dijo que "la Inteligencia militar y policial son los que determinarán la veracidad de este video", informó la emisora colombiana RCN Radio.

En su comunicado, las disidencias de las FARC subrayan que "desde su creación, las FARC han planteado el modelo de país al que aspiran los colombianos".

"Somos pueblo en armas como forma de enfrentar el terror del Estado, su sistema de violencia estatal y paraestatal, la forma amañada de la burguesía de hacer política, rechazo al Poder Judicial que judicializa a los luchadores populares y al régimen de terror que combina las formas de lucha criminal para disuadir al pueblo de expresar sus inconformismos".

"Seguimos siendo la forma que el pueblo forjó para protegerse de los despojadores de tierra y del nutrido sistema financiero y crediticio que agobia a las familias colombianas. Somos pueblo en armas que continúa vigente y creciendo en el seno de las clases populares", remacha el hombre que lee el comunicado.

Entre tanto el canciller designado, Alvaro Leyva, habló en una reunión con políticos en Bogotá sobre "acogimiento" como el mecanismo jurídico para que la banda narcocriminal "Clan del Golfo" haga parte del proyecto de "paz total".

Según Leyva, el acogimiento significaría una aceptación de cargos por parte de los miembros de esa organización criminal a cambio de delaciones y entrega de rutas del narcotráfico, entre otras, lo que les abriría la posibilidad de recibir beneficios jurídicos.

Semanas atrás, el Clan del Golfo y otras estructuras criminales le propusieron en una carta pública al Gobierno de Petro negociar para silenciar sus armas y plantearon disolver sus estructuras militares (Télam)