La Cámara de Diputados de Paraguay le dio hoy media sanción a un proyecto que faculta al presidente Mario Abdo Benítez a disponer de un “feriado nacional de vacunación” contra el coronavirus en julio y otro en agosto, y que dispone que en esas jornadas se inmunice a todos los que quieran.

La iniciativa enviada por el Ejecutivo pedía un feriado para el lunes 19 de este mes, pero ante la chance de que falten vacunas para ese día, se prefirió darle la potestad de elegir el día al presidente.

Para lograr una vacunación masiva, Diputados votó que se inmunice a todos los ciudadanos, paraguayos o extranjeros, que tengan más de 18 años, sin tener consideración la terminación de su cédula u otras condiciones.

Paraguay tiene 217 puestos de vacunación contra la Covid-19.

Los legisladores consensuaron que, como un feriado tendrá impacto en la economía, debe garantizarse la provisión de vacunas.

Tras la media sanción en Diputados, el texto irá ahora al Senado, donde se descuenta que será convertido en ley.

Por otra parte, el empresario Norman Harrison, de La Policlínica SA –la firma que se encarga de la distribución de vacunas- confirmó que el viernes llegarán las primeras 34.000 dosis de Pfizer que fueron adquiridas por el Gobierno. La compra total fue de un millón de dosis. (Télam)