Dinamarca se convirtió hoy en el quinto país en anunciar que no enviará ninguna comitiva oficial a los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán en febrero en Beijing bajo el argumento del irrespeto de la "situación de los derechos humanos" por parte de China, informó hoy el canciller danés Jeppe Kofod, en un comunicado.

Dinamarca se suma de ese modo a otros países que hicieron anuncios similares, como Estados Unidos, Australia, Canadá y Reino Unido, cuyos gobiernos sostienen que las autoridades chinas perpetraron "crímenes contra la humanidad" contra la minoría musulmana uigur en la región del Xinjiang, consignó hoy la agencia de noticias AFP.

Francia, por su parte, anunció el martes que se coordinará con los países europeos para sumarse a un eventual boicot diplomático.

Otras naciones, como Alemania y Japón, dejaron en suspenso su postura, mientras que Rusia hizo un llamamiento para que no se mezcle el deporte y la política.

El boicot es un gesto político que no tendrá efecto alguno en el desarrollo de la competición, ya que la medida dispuesta por los cinco países consiste en no enviar al país objetado -en este caso, China- una delegación de diplomáticos pero sí incluirá la participación de los deportistas olímpicos de esas naciones.

La Argentina, por su parte, había ratificado días atrás su "fuerte respaldo" al evento a través de una reunión virtual entre el embajador en Beijing, Sabino Vaca Narvaja, e integrantes del Comité Olímpico Argentino, en la que se analizaron los requisitos y protocolos sanitarios previstos para el ingreso de la delegación de atletas al gigante asiático, dadas las restricciones derivadas del coronavirus.

Click to enlarge
A fallback.

En tanto, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), el alemán Thomas Bach, aseguró que la mayoría de los gobiernos de los 90 países participantes en las Olimpíadas de invierno "no se suman al boicot diplomático".

"Hay países como Estados Unidos, Gran Bretaña y Australia que tomaron esa decisión, pero habrá más de 70, incluso 80, que no adoptarán la misma postura", remarcó Bach a la emisora alemana ZDF, según publicó el periódico Mundo Deportivo.

La semana pasada, durante la ceremonia de encendido de la antorcha olímpica en Grecia, hubo protestas contra del COI por permitir que los Juegos de Invierno se realicen en China.

La gesta deportiva se desarrollará entre el 4 y el 20 de febrero próximos y no descarta que a la inauguración asistan varios mandatarios extranjeros.

(Télam)