Dinamarca anunció hoy un cierre de bares, restaurantes, cines y teatros hasta fin de año y el paso a la educación a distancia para alumnos de quinto grado en adelante la semana anterior a las vacaciones de Navidad para contener un avance del coronavirus.

Las medidas también comprenden el cierre de parques de atracciones, zoológicos y gimnasios y regirán en 38 de los 98 municipios del país, entre ellos Copenhague, la capital, y la segunda y tercera ciudades más grandes de Dinamarca, Aarhus y Odense.

Estas restricciones locales y regionales entrarán en vigor pasado mañana y durarán hasta el 3 de enero de 2021, anunció a periodistas la primera ministra Mette Frederiksen.

Además, las restricciones a nivel nacional se prorrogarán hasta el 28 de febrero de 2021.

"Hemos llegado a una etapa grave de la epidemia", dijo Frederiksen, quien agregó que “el aumento es preocupante”, informó la cadena BBC.

Dinamarca también extendió hoy la limitación de las reuniones públicas a diez personas e instó a que las reuniones privadas respeten ese número, a la vez que prorrogó el uso obligatorio de tapabocas en el transporte público y en los comercios.

Dinamarca registró 2.024 casos nuevos en las últimas 24 horas, la primera vez que ese número supera los 2.000, informaron autoridades sanitarias.

El ministro de Salud, Magnus Heunicke, alertó que Dinamarca estaba entrando en una nueva fase de la epidemia, con una tasa de infección creciendo exponencialmente.

"Si no tomamos medidas ahora, podríamos superar las cifras que vimos en la primavera en el pico de la epidemia", advirtió, y agregó que el virus "todavía tiene el poder de cerrar el sistema de atención médica y dejar un rastro de graves consecuencias".

Los funcionarios pidieron a la población cautela durante el período navideño, y recordaron que un feriado de otoño de una semana en octubre llevó a duplicar las tasas de infección en el país.

Desde el inicio de la pandemia, Dinamarca suma un total de 91.131 casos y 885 muertes. (Télam)