El diputado conservador británico Neil Parish anunció hoy su dimisión tras confesar haber mirado videos de pornografía durante un debate en la Cámara de los Comunes, algo de lo que lo acusaban otros parlamentarios.

"Estaba buscando tractores", aseguró este antiguo granjero de 65 años, a la BBC. "Pero caí en otra página que tenía un nombre parecido y estuve mirando durante un momento. No debería haberlo hecho", intentó explicar Parish.

"Pero el error, mi gran error, fue que volví una segunda vez y fue deliberado", en un momento de "descontrol", aseveró casi al borde de las lágrimas, consignó la agencia AFP.

La sección conservadora por su circunscripción ratificó su dimisión "agradeciendo los servicios prestados durante los últimos 12 años", según un comunicado recogido por Sky News.

"Apoyamos la decisión (de Neil Parish) de abandonar sus funciones como miembro del Parlamento", afirmó un vocero del Partido Conservador de la circunscripción de Tiverton y Honiton, donde Parish fue elegido diputado en 2019.

El anuncio sobre su dimisión llega después de que el diario Daily Mirror indicara que una integrante del gobierno de Boris Johnson se refirió el martes por la noche a ese incidente durante una reunión de parlamentarios conservadores.

El miércoles se inició una investigación al respecto dentro de los "tories" de Johnson, pero el nombre del diputado implicado no había sido develado.

"Esa actitud es totalmente inaceptable", dijo uno de los responsables de cuestiones disciplinarias de los conservadores, quien exigió "tomar medidas".

Finalmente, Parish se delató ante la comisión del Parlamento que investiga el comportamiento de los diputados, anunció el viernes el Partido Conservador, que lo suspendió de su puesto en el grupo parlamentario mientras durasen las investigaciones.

Parish, de 65 años, formaba parte de la Cámara de los Comunes desde 2010 y encabezaba la Comisión de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales. Previamente había ejercido como eurodiputado en representación del Partido Conservador británico.

Las quejas contra Parish partieron de dos compañeras de grupo que se contactaron con el liderazgo "tory" en la Cámara.

El primer ministro, Boris Johnson, afirmó el jueves que, de confirmarse, sería "un comportamiento totalmente inaceptable", en cualquier lugar de trabajo, indicó la agencia Europa Press. (Télam)