Medio centenar de legisladores de una decena de partidos políticos de Colombia, junto a 170 organizaciones, enviaron hoy una carta al presidente Iván Duque en la que le piden que implemente por decreto una renta básica para paliar la crítica situación en la que la pandemia sumió a muchas familias en todo el país, con más de 2 millones de infectados y casi 54.000 decesos por coronavirus.

En la misiva, que está firmada por senadores de oposición como Iván Cepeda y Aída Avella, entre otros, así como representantes de la Cámara como Katherine Miranda y Wilmer Leal, se argumenta que desde que el coronavirus arribó al territorio colombiano, en el Senado, 54 legisladores le plantearon a Duque la necesidad de aprobar, “en el marco de la emergencia económica, social y ambiental”, la implementación de una renta básica. Sin embargo, el Gobierno se mostró renuente a la solicitud.

El texto señala que, al ver que el gobierno de Duque rechazó la iniciativa, presentaron un proyecto de ley mediante las facultades que otorga al Congreso en el artículo 215 de la Constitución, pero que “las mayorías de la Comisión 3ª del Senado se inclinaron por la posición del Gobierno y no dieron vía libre al proyecto de ley”.

Por ello, los congresistas exhortan al mandatario a que, mediante un decreto presidencial, le pida al Ministerio de Hacienda y Crédito Público que apruebe el programa de Renta Básica Permanente que ayudará a cientos de colombianos en pobreza extrema.

“La idea de la Renta Básica, señor presidente, responde al derecho de cada persona en Colombia de vivir con dignidad y al deber que le impone la Constitución de 1991 al Estado de proteger ese derecho fundamental de los compatriotas en condiciones de pobreza”, destacó el texto, citado por la prensa local.

Los senadores y representantes adjuntaron una tabla en la que evidencian cómo sugieren establecer dicha iniciativa.

El auxilio que proponen los congresistas para las familias en condición de vulnerabilidad consiste en un monto de $877.000 “mensuales durante tres meses para que pudiesen sobrevivir con dignidad y resguardarse en casa, lejos del riesgo del contagio”, se lee en el documento.

“El costo anual de estas transferencias equivale a 3.7% del PIB, cifra alcanzable si se tiene en cuenta que se fusionarían todos los programas asistenciales que en la actualidad se vienen ejecutando y, que tanto por la cuantía de sus transferencias monetarias, como por su dispersión e ineficiencia, no logran el impacto necesario”, argumentan.

La renta básica podría llegar a 7,4 millones de hogares en pobreza y 30 millones de personas (el 60 % de la población), y supondría un incremento de ingresos a los 160.000 pesos mensuales (44 dólares, 39 euros) que reciben en programas sociales este tipo de hogares.

"Volvemos, señor presidente, a tratarle la situación desesperada de pobreza que agobia a la población", se lee en la misiva, que cuenta con casi 2.000 firmas.

"No se puede permitir que nuestro pueblo padezca hambre y miseria como está aconteciendo", agregaron.

La renta básica está entre las recomendaciones de organismos como la ONU o la Organización de Estados Americanos (OEA) como un paliativo para los efectos económicos de la pandemia que amenaza con provocar un efecto regresivo a la pobreza en muchos países.

El pedido a Duque se produce en una jonada en la que el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) informó que Colombia cerró el 2020 con una tasa de desempleo de 15,9 %, un aumento de 5,4 puntos porcentuales frente al 10,5 % registrado en 2019 y un reflejo del impacto de la pandemia sobre la economía y el mercado laboral. (Télam)