El exgobernador del estado mexicano Nayarit Roberto Sandoval y su hija Alejandra, acusados de lavado de activos y vínculos con el narcotráfico, fueron detenidos hoy por agentes fiscales y efectivos militares, informó la prensa internacional.

Sandoval y su hija fueron capturados en Linares, en el estado norteño Nuevo León, a unos 955 kilómetros al noreste de Tepic, la capital de Nayarit, según las agencias de noticias ANSA y Europa Press.

Fueron detenidos en una operación de la que participaron funcionarios de la Fiscalía General de la República (FGR), la Coordinación Nacional Antisecuestro, la Secretaría (ministerio) de Economía y el Centro Nacional de Inteligencia, así como efectivos del Ejército.

Los detenidos están acusados de comprar propiedades con recursos presuntamente ilícitos y tener vínculos con el cartel Jalisco Nueva Generación y con el extinto cartel de los Beltrán Leyva.

También, de haber hecho negocios ilegales con Edgar Veytia, quien fuera fiscal de Nayarit y fue arrestado en marzo de 2017 en Estados Unidos, acusado de introducir droga en ese país.

Las autoridades sospechan que Sandoval, que gobernó Nayarit hasta septiembre de 2017, adquirió propiedades y las puso a nombre de su hija, que entonces era estudiante universitaria y no tenía modo de justificar ingresos para solventar tales compras.

Por el caso, la fiscalía de Nayarit confiscó al menos seis propiedades atribuidas a Sandoval en 2018 y desde marzo de este año pesaba una orden de arresto sobre el exgobernador y su hija.

De acuerdo con la legislación mexicana, Sandoval y su hija pueden afrontar el proceso en libertad, excepto que la justicia considere que existe riesgo de fuga. (Télam)