La Policía británica detuvo hoy a un hombre joven que le arrojó tres huevos -aunque sin puntería- al rey Carlos III y a la reina consorte durante una visita a la ciudad de York, en el noroeste de Inglaterra.

Según las imágenes difundidas por las televisiones británicas, el rey no pareció inmutarse por el incidente mientras estrechaba las manos de las personas congregadas en una calle de York.

Carlos sólo se detuvo brevemente para mirar las cáscaras rotas en el piso en medio de la multitud que se había reunido detrás de las barreras ubicadas en la calles.

El sospechoso fue llevado esposado y con las piernas atadas por dos agentes uniformados, que lo metieron en la parte trasera de un móvil policial.

Un huevo cayó en el camino cerca del rey Carlos, pero ninguno golpeó directamente al monarca.

"Este país fue construido con la sangre de los esclavos", gritó el autor del ataque antes de ser detenido.

Algunas personas en la multitud comenzaron a corear “Dios salve al rey”, mientras que otros gritaron “qué vergüenza” al manifestante.

Según consignó el diario local Metro, el atacante es un joven estudiante de Relaciones Internacionales de la Universidad de York, que ya ha había sido detenido en al menos cinco ocasiones por diversas campañas climáticas.

Se trata de Patrick Thelwell de 23 años, que en septiembre de 2020 fue declarado culpable de bloquear el Puente de Londres como parte de la agrupación Extinction Rebellion, por lo que fue multado con 500 libras esterlinas.

A lo largo de sus títulos de licenciatura y maestría, Thelwell dirigió múltiples grupos y sociedades, incluida la rama XR de York, la Red de Solidaridad Estudiantil de York y una organización comunitaria llamada The Citizen of Earth show, consignaron medios locales.

El rey y la reina consorte visitaron la ciudad para asistir a la inauguración de una estatua de la reina Isabel II, la primera que se instala desde su muerte (Télam)