El director de la policía de Panamá, Gabriel Medina Delgado, fue destituido en las últimas horas tras divulgarse un vídeo donde agentes panameños dan su apoyo a sus pares de Colombia, objeto de críticas por la represión y abuso sexual en medio de la ola de protestas desatada en el país.

"A partir de la fecha, se remueve del cargo al Comisionado Gabriel Medina Delgado" como director de la Policía Nacional, indicó el Ministerio de Seguridad del país vecino a Colombia en un comunicado.

Medina, a quien el presidente Laurentino Cortizo había designado en enero al frente de la fuerza, fue sustituido por Rafael Álvarez, quien hasta el momento era el subdirector de la fuerza, informó la agencia de noticias AFP.

Aunque la nota oficial no especifica las causas, el cese se produjo tras la publicación de un vídeo institucional de apoyo a la policía colombiana.

"En nombre de los hombres y mujeres que integran la Policía Nacional de Panamá, deseamos extenderles a nuestros colegas de la Policía Nacional de Colombia un mensaje de solidaridad en estos momentos tan difíciles por los que atraviesa nuestra hermana república", dice un policía panameño en la grabación.

El agente aparece con su uniforme y una coche policial detrás con las luces de alerta encendidas. En las imágenes también se aprecian policías armados con material antidisturbios y realizando el saludo militar.

"Como policías tenemos la tarea de preservar la convivencia, garantizar la seguridad y siempre defender los derechos humanos y la dignidad de todos los que se manifiestan", señala en el vídeo una mujer policía.

La publicación generó polémica en el país debido a que la constitución prohíbe a la policía emitir cualquier tipo de apoyo a una causa política o a la situación de otro país.

La ola de manifestaciones iniciadas el 28 de abril, en principio por una reforma impositiva que fue luego retirada por el Gobierno de Iván Duque, y también contra la militarización de las calles y la feroz represión contra los manifestantes, dejó más de 50 muertos, según las organizaciones, y centenares de heridos. Oficialmente, la Defensoría del Pueblo da 42 muertos. (Télam)