Un periodista y posible candidato al Senado de Colombia denunció hoy que varios menores murieron a principios de este mes en un bombardeo de las fuerzas armadas a un campamento de disidentes de las ex-FARC, mientras la autoridad forense confirmó un solo caso y el Ministerio de Defensa aseguró que en la operación se cumplieron los protocolos del derecho internacional humanitario.

El periodista Hollman Morris afirmó en un video publicado en Youtube que pudo “establecer” que “en la morgue de Villavicencio hay alrededor de tres cadáveres identificados de menores de edad y que habría otros sin identificar”.

Morris denunció un bombardeo de las Fuerzas Militares a un campamento de disidentes de las ex-FARC ocurrido el 2 de este mes en el departamento amazónico Guaviare, que según el Ejército dejó 12 personas muertas.

Villavicencio es la capital del departamento Meta, que limita con Guaviare.

Sin embargo, el denunciante advirtió que “podrían ascender a 14” los menores de edad fallecidos en la operación, según datos de “familias de varias veredas (barrios)” de la zona del bombardeo, y divulgó las supuestas identidades de todos ellos, entre los que mencionó a dos de 19 años de edad.

Asimismo, cuestionó que “en el primer comunicado del Ejército del día del bombardeo se habla de 10 personas pero no de menores de edad”, según la televisora Caracol.

“Estamos ante: que fue un bombardeo, que hay reclutamiento forzado de menores y que esas 10 personas se están convirtiendo en menores de edad y que podrían ascender a 14 menores de edad”, subrayó.

Morris, quien también es escritor y productor y dirección de televisión, fue candidato a la alcaldía de Bogotá en 2019 y a mediados del mes pasado afirmó que estaba dudando entre postularse nuevamente a ese cargo o a una banca en el Senado por la coalición de izquierda que encabeza el senador y ex candidato presidencial Gustavo Petro, según el diario digital Pulzo.

Además, es conocido porque su esposa lo acusó de "violencia económica" hace dos años y otras dos mujeres por acoso sexual.

La denuncia del bombardeo de Morris fue recogida por el senador y candidato presidencial Roy Barreras, quien hace dos años denunció un hecho similar que le costó el cargo al entonces ministro de Defensa, Guillermo Botero, según el diario bogotano El Tiempo.

“Indagamos a esta hora por denuncias de padres de familia que informan de una docena de niños desaparecidos y al parecer cuatro de ellos muertos en el bombardeo del 2 de marzo en Guaviare”, escribió Barreras en Twitter.

“Hay cuatro cadáveres en la morgue de Villavicencio; exigimos cadena de custodia y protocolo de Minnesota” para la investigación de ejecuciones ilegales, arbitrarias y sumarias, agregó.

El Ejército informó hoy en un comunicado que “en el desarrollo de esta operación militar, a la fecha, se han logrado los siguientes resultados: 12 muertos en desarrollo de operaciones militares; la identidad, sexo y edad serán establecidas por las autoridades competentes”.

El documento remarcó que “los integrantes de la estructura armada (bombardeada) tenían participación directa en las hostilidades de acuerdo con lo contemplado en el numeral tercero, artículo 13, del protocolo II del Convenio de Ginebra”.

“Nuevamente hacemos denuncia pública del reclutamiento forzado de menores de edad e instauraremos denuncia penal por las acciones que viene realizando la estructura criminal de alias Gentil Duarte (cuyo nombre real es Miguel Botache), quienes con la comisión de esta conducta infringen el derecho internacional humanitario”, añadió la nota.

“Estamos esperando los informes oficiales de la Fiscalía General de la Nación, única entidad encargada de dar un parte de la identidad de las personas que murieron en una acción que fue legítima por parte de nuestras fuerzas armadas”, afirmó esta mañana el ministro de Defensa, Diego Molano.

El funcionario ratificó lo dicho por el Ejército en el sentido de que en la operación se respetaron los protocolos del derecho internacional humanitario.

Por su parte, la Fiscalía General reportó que estaba realizando la investigación respectiva y advirtió que divulgará los resultados una vez que sean concluyentes.

Mientras tanto, el Instituto Colombiano de Medicina Legal y Ciencias Forenses informó que hasta hoy logró reconocer los cuerpos de 11 personas fallecidas en el bombardeo o en el combate posterior que se produjo tres días después, cuyas identidades no reveló aunque sí sus edades, entre las que confirmó una adolescente de 16 años. (Télam)